Rodríguez se enfocará en la educación si gana presidencia del Concejo

El concejal dominicano busca reemplazar a Melissa Mark-Viverito, y apela a sus 40 años de trabajo para convencer a sus 50 colegas que deberán vota el 3 de enero
Rodríguez se enfocará en la educación si gana presidencia del Concejo
El concejal Ydanis Rodríguez en la junta editorial en la sede de El Diario

El próximo 3 de enero los 51 miembros del Concejo Municipal deberán emitir sus votos para elegir al nuevo presidente de ese organismo, quien reemplazará a Melissa Mark-Viverito. Y desde ya los 8 concejales que están en la contienda intentan convencer a sus colegas de ser la mejor opción. Uno de ellos es Ydanis Rodríguez, uno de los dos hispanos que aspira a la segunda posición más importante del gobierno municipal de Nueva York, y quien suena con fuerza para vencer a contrincantes de peso como Mark Levine y Cory Johnson, y hacer historia.

El dominicano, quien llegó a los 18 años a la Gran Manzana y ha vivido el ‘sueño americano’, siendo lavaplatos, taxista, maestro, universitario, cofundador de la escuela Gregorio Luperón, y finalmente concejal, asegura que es el indicado para el cargo, no solo para que los latinos sigan manteniendo la única posición alta que tienen en el Gobierno local, sino por sus 40 años de activismo social y político y su trabajo comunitario.

“Nosotros los latinos somos el 29% de la población de Nueva York y cuando termine Melissa, no tendríamos a otro latino en un nivel de liderazgo en la ciudad, por lo que es importante tener un vocero que siga siendo latino, no solo para tener representatividad sino por el papel que puede jugar en ese cargo. De 10,000 puestos de liderazgo los latinos solamente somos 200”, dijo el político, quien en 1989 fue arrestado por promover una protesta pacífica. Luego ganó una demanda de $25,000 por ocupar Wall Street, dinero que aunque afirma necesitaba, prefirió donar al Centro para Derechos Constitucionales.

Pero no solo soy el indicado por ser latino sino por las cualificaciones que tengo, que en realidad son lo más importante. Tengo 40 años de activista político, 8 de concejal, y aunque vengo de una familia muy pobre en lo material pero rica en lo espiritual, desde que llegué acá en el 83, lavando platos, he luchado contra temas como la brutalidad policial, cuando nadie lo decía. He abogado contra la sobrepoblación estudiantil, he promovido más de 50 leyes en el Concejo y a mis 52 años he tenido la experiencia de adaptarme a diferentes roles”, insistió.

Rodríguez es el menor de 12 hermanos de una familia dominicana, en la cual asegura que aprendió que “la pobreza no es excusa para no salir adelante”. El concejal promete iniciar desde la jefatura del Concejo Municipal una revolución en el sistema educativo, donde la calidad en las escuelas no siga relegando a los más pobres y a estudiantes y padres de color.

“Independientemente de lo que ocurra el enero 3, voy a iniciar en Nueva York un movimiento social a favor de la educación, porque esta ciudad tiene el sistema más segregado de la nación y eso no se lo merecen nuestros niños, para mí la educación será la prioridad si me dan la oportunidad de ser el próximo presidente del Concejo”, indicó. “La realidad es que tenemos el sistema educativo más segregado de la nación. La calidad en las escuelas depende del código postal y en muchos casos los muchachos de grado noveno tienen la calidad de lectura y escritura y matemáticas de cuarto grado”.

El dominicano, padre de dos niñas, agregó que desde el Concejo trabajará de paso para que la crisis del Subway se resuelva de aquí al 2028 y no en los 30 años que la MTA propone.

“Entre los que aspiramos al cargo puedo decir que soy el único que basado en mi experiencia he estado al centro de la conversación de transporte y he planteado que a la MTA hay que buscarle más recursos económicos, con iniciativas como la de impuestos a los millonarios, para obtener 27,000 millones de dólares para que tengan dinero para trabajar en reparaciones y mantenimiento en 10 años”, afirma. “Además puedo ser un mediador en las relaciones entre el Gobernador y el Alcalde”.

Pero Ydanis sabe que la lucha será bastante dura y que para empezar el 2018 con la sonrisa del triunfo en el rostro deberá mover bien las fichas y convencer a la mayoría de los 16 concejales de Brooklyn, los 14 de Queens, los 10 de Manhattan, los 8 de El Bronx y los 3 de Staten Island, para que lo ayuden a que los números se pongan a su favor. El camino por el puesto se pone más intenso.