Famoso payaso de Big Apple Circus renuncia por escándalo sexual

Barry Lubin fue acusado de persuadir a una menor a tomarse fotos pornográficas

Lubin venía realizando el acto de la ‘abuela’ payaso por más de 25 años.
Lubin venía realizando el acto de la ‘abuela’ payaso por más de 25 años.
Foto: Aurelia Ventura / Impremedia/La Opinion

El famoso payaso ‘abuela’ del Big Apple Circus ya no provocará más risas, debido a un escándalo sexual que lo obligó a renunciar al mundialmente reconocido circo. Barry Lubin, de 65 años, fue acusado de persuadir a una adolescente de 16 años dejarse tomar fotos pornográficas.

Varios medios locales destacaron que el payaso reconoció su falta, y en un comunicado dado a conocer por su abogado pidió disculpas por su conducta. Lubin indicó que son “verdaderas las alegaciones en mi contra de conducta sexual inapropiada y asumo absolutamente la responsabilidad mis actos”.

El pasado viernes su abobado Neil Kahanovitz le indicó al The New York Times que el payaso había presentado su renuncia luego que los dueños del circo se enteraran de la denuncia de la víctima, sobre el incidente que habría ocurrido durante el verano de 2004 en la ciudad de Nueva York.

La joven, identificada como Zoe Dunne, había sido contratada para trabajar con el equipo de acróbatas y tras conocer al payaso este la convenció de visitarlo en su tráiler donde le tomó las fotos explícitas, por las que le dio $100 a joven.

Lubin venía realizando el acto de la ‘abuela’ payaso por más de 25 años, y fue el nuevo dueño de Big Apple quien decidió tomar acciones contra él, luego de conocer de la denuncia que Dunne hizo originalmente en 2011, pero que fue desestimada por la Policía al indicársele que la tiempo límite para presentar su caso había expirado.

Esto se debió a que las leyes del estado de Nueva York no permitían que una persona, una vez haya cumplido 23 años, pueda denunciar un caso de abuso sexual que ocurrió cuando era un niño, lo que se conoce como ‘statute of limitations’ o ‘plazo límite’.