Los mensajes de “unos amantes” que enfurecen a Trump y tienen al FBI de cabeza

El presidente tiene razón: se trata de una "gran historia"

Los mensajes de “unos amantes” que enfurecen a Trump y tienen al FBI de cabeza
Trump exige saber dónde están 50,000 mensajes perdidos por el FBI.
Foto: Mark Wilson/Getty Images

Hay un escándalo entre el presidente Donald Trump y el FBI que sigue creciendo como la espuma.

Resulta que el FBI perdió cinco meses de mensajes de texto intercambiados entre el agente del FBI Peter Strzok y la abogada Lisa Page, lo cual ha causado reproches esta semana del fiscal general Jeff Sessions, quien dijo que “no dejaría piedra sin mover” para descubrir por qué los textos “desaparecieron”.

Este problema tiene molesto al presidente Trump, ya que en diciembre pasado se reveló que Strzok, un veterano agente de contrainteligencia, fue removido durante el verano del equipo especial del fiscal Robert Mueller -quien investiga la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016 y su relación con la campaña del presidente-, luego del descubrimiento de mensajes de texto intercambiados con Page, una abogada del Buró que también fue retirada del equipo especial.

Entre los mensajes que supuestamente intercambiaron están varios insultos al mandatario, al que llamaron “idiota” y “repugnante humano”, según Business Insider.

Antes de formar parte del equipo especial de Mueller, uno de los funcionarios dijo la noche de elecciones que la perspectiva de una victoria de Trump era “aterradora”.

Además de mencionar que se culpaba a Samsung por la pérdida de esos mensajes, el presidente se refirió a los miembros del Buró como “amantes”, aunque no se sabe si lo sean.

“¿Dónde están los 50,000 imporantes mensajes de texto entre los amantes del FBI Lisa Page y Peter Strzok? ¡Culpando a Samsung!”, escribió el mandatario.

Previo a ese mensaje, el mandatario escribrió: “Uno de las más grandes historias en mucho tiempo, el FBI dice ahora que se perdieron cinco meses de textos entre los amantes Strzok-Page, quizá 50,000, y todo en horario estelar. ¡Wow!”.

Los mensajes de texto desaparecidos de Strzok causaron alarma entre algunos legisladores republicanos que han tratado de reforzar las afirmaciones de prejuicio contra Trump en el FBI, el Departamento de Justicia y la investigación de Mueller.

Los partidarios de Trump rápidamente pidieron un segundo consejo especial en la investigación de Rusia.