Departamento de Justicia desiste de nuevo juicio contra senador Bob Menéndez

La decisión da oxígeno a la carrera política del senador, quien prevé buscar la reelección en noviembre próximo
Departamento de Justicia desiste de nuevo juicio contra senador Bob Menéndez
Menéndez es el hispano de mayor rango en el Congreso.

WASHINGTON— El Departamento de Justicia puso fin este miércoles a un drama legal en torno al senador demócrata por Nueva Jersey, Bob Menéndez al eliminar los cargos pendientes en su contra por corrupción, en una clara victoria política para el líder cubano-americano.

La agencia federal había dicho hace dos semanas que perseguiría un segundo juicio contra Menéndez, pero dio un giro de 180 grados después de que el pasado 24 de enero, el juez federal, William Walls, eliminó siete de los 18 cargos contra Menéndez por corrupción y soborno.

En una moción presentada hoy ante el tribunal, la jefa interina de la división de integridad pública del Departamento de Justicia, Annalou Tirol, dijo que la agencia tomó en cuenta el fallo de Walls y ha decidido desechar la acusación contra Menéndez.

La decisión es un alivio para el senador Menéndez, que gastó cuantiosas sumas en su defensa y afronta una dura lucha por su reelección, y para el otro acusado en el caso, el oftalmólogo de Florida, Salomon Melgen.

Como cuestión de trámite, el juez federal en Nueva Jersey, José L. Linares, deberá dar el visto bueno a la moción judicial.

Walls anunció su fallo luego de que, en el primer juicio, un jurado de 12 miembros no logró en noviembre pasado una decisión unánime para condenar a Menéndez.

En su fallo, que también benefició a Melgen, amigo y donante de Menéndez, Walls también había dejado en claro que, si el Departamento de Justicia proseguía con un segundo juicio, él no lo presidiría.

Menéndez siempre insistió en que aceptó donaciones, regalos y vacaciones de Melgen –investigado de fraude al “Medicare” en Florida-, no por corrupción ni por favores políticos sino por los lazos de amistad que ambos han mantenido durante décadas.

Menéndez, el latino de mayor rango en el Congreso de EEUU, elogió la decisión del Departamento de Justicia de desechar el caso en su contra.

“Desde el principio, nunca dejé de ser rotundamente claro sobre mi inocencia y mi creencia en que la justicia prevalecería. Estoy agradecido de que el Departamento de Justicia haya tomado el tiempo de reevaluar su caso para llegar a la conclusión apropiada”, dijo Menéndez en un comunicado.

“Doy gracias a Dios por escuchar mis oraciones y por darme la fortaleza necesaria durante estos momentos difíciles. He dedicado toda mi vida a servir a la gente de Nueva Jersey, y estoy eternamente agradecido con todos los que me han apoyado”, enfatizó Menéndez, al prometer que,  pese a los desafíos, seguirá luchando por los votantes de su estado.

La oficina de Menéndez confirmó hoy a este diario que el senador buscará el próximo 6 de noviembre la reelección al escaño que ha ocupado en el Senado desde 2006.

El senador tiene plazo hasta el próximo 2 de abril para someter los trámites de reelección y aparecer en la papeleta en las primarias estatales de Nueva Jersey el próximo 5 de junio.