¿Podría “El Chapo” evitar juicio alegando “locura”?

Su abogado pide una prueba psicológica para saber "si es competente"
¿Podría “El Chapo” evitar juicio alegando “locura”?
Joaquín "El Chapo" Guzmán Loera y uno de sus abogados, Eduardo Balarezo.
Foto: Editorial / Captura CNN

La duda está en el aire. En enero, el abogado de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera, afirmó que, desde su punto de vista, el narcotraficante “estaba perdiendo” su lucidez mental, debido a las condiciones de encierro.

‘El Chapo’, de 63 años, está mal, no está incapacitado, pero está perdiendo la memoria y está poniéndose paranoico. Repite mucho las cosas y se le olvida todo enseguida”, le contó a principios de 2018 a El País Eduardo Balarezo, abogado del capo que fue extraditado a los Estados Unidos a principios de 2017. “Eso afecta a la manera de trabajar porque tenemos un cliente que no sabe decir si paso algo, cómo fue o cuándo pasó”.

Ahora, Balarezo, quien se encuentra en el proceso de selección del jurado del exlíder del Cártel de Sinaloa, está pidiendo una segunda prueba psicológica para confirmar que “El Chapo” entiende perfectamente las acusaciones en su contra y el proceso judicial.

“Lo principal es ver si es competente”, afirmó Balazero en una conferencia de prensa, donde afirmó que pidió al tribunal federal en Brooklyn, Nueva York, realizar las pruebas, publicó El País.

El defensor luego reconoció: “Para que él (pueda) ir a juicio debe ser legalmente competente y debe entender los cargos y el proceso y tiene que poder ayudar a los abogados en su defensa”.

Luego matizó ante insistencia de periodistas: “Queremos evitar llegar hasta el punto de que no pueda ser juzgado”.

Las pruebas psicológicas, en todo caso, ayudarían a que se modifiquen las severas condiciones de su reclusión del narcotraficante, quien vive encerrado 23 horas al día, con la luz encendida, y camina de lado a lado de su pequeña celda, se tumba en la cama, vuelve a caminar, afirma el defensor.

Primero deberá aprobarse la nueva pruena psicológica, conocer los resultados y, entonces, se podrá determinar si “El Chapo” puede o no seguir su juicio que, por ahora, está programado para comenzar el 5 de septiembre.