Arzobispo de NY critica separación de niños en la frontera

"No es estadounidense. No es humano. No es bíblico", afirmó el cardenal Timothy Dolan
Arzobispo de NY critica separación de niños en la frontera
Cardenal Timothy Dolan, Arzobispo de NY

El cardenal Timothy Dolan, Arzobispo de Nueva York, criticó la política de la administración Trump de separar a los niños inmigrantes de sus padres, calificándola de “antiamericana y no bíblica”.

Dolan reaccionó al Fiscal General Jeff Sessions y la vocera de la Casa Blanca,  Sarah Huckabee Sanders, quienes esta semana hicieron referencia a la Biblia para afirmar que el gobierno tiene la autoridad moral de sacar por la fuerza a los niños de sus padres si cruzan la frontera sur ilegalmente. Mencionaron específicamente al apóstol Pablo, quien les recordó a los cristianos honrar y obedecer a la autoridad.

“Quiero decir, eso es injusto. Eso es antiamericano y no bíblico “, dijo Dolan, líder de los 2,8 millones de católicos de la ciudad de Nueva York, al ser entrevistado por CNN anoche.

“La cita utilizada de San Pablo podría no ser la mejor. Por un lado, San Pablo siempre dice que debemos obedecer la ley del gobierno si esa ley está en conformidad con la ley del Señor (…) La ley de Dios prevalece sobre la ley del hombre “, dijo Dolan.

“No creo que debamos obedecer una ley que va en contra de lo que Dios quiere y tomar un bebé, un niño, de su madre”, agregó.

Dolan dijo que cristianos, judíos y musulmanes estarían totalmente en desacuerdo con la política actual de la Casa Blanca sobre los inmigrantes.

“Si quieren sacar a un bebé de los brazos de su madre y separarlos, está mal. No me importa dónde estás, a qué hora y qué condición (…) no tienes que leer la Biblia para eso. Eso va en contra de la decencia humana”, añadió.

“Estamos hablando del corazón humano, el pueblo estadounidense y la noble tradición estadounidense. No es necesario ser creyente para saber que esto no es correcto (…) No es bueno. No es estadounidense No es humano. No es bíblico”, insistió.

Previamente, el jueves la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), criticó también las políticas migratorias, al comienzo de su asamblea anual.