Falcao y resto de Colombia arremeten contra el árbitro Mark Geiger

El estadounidense volvió a hacer de las suyas. Un penalti polémico, un gol anulado de la nada y otros detalles
Falcao y resto de Colombia arremeten contra el árbitro Mark Geiger
Mark Geiger en el partido de Colombia e Inglaterra. EFE
Foto: EFE

El estadounidense Mark Geiger volvió a ser centro de controversia luego de su actuación en el partido de octavos de final entre Inglaterra y Colombia.

A Geiger se le cuestionó por no dar tarjetas rojas a Wilmar Barrios y Jordan Henderson por cabecear a los rivales sin la pelota. También fue centro de polémica al dar como penalti una infracción de Carlos Sánchez, que luchaba con Harry Kane por espacio en el área. El juez no fue al VAR para revisar la jugada.

“Me pareció particular que pongan un árbitro estadounidense que había sido suspendido en este partido. Eso generó muchas dudas. También que solo hablara el idioma inglés, había cierta parcialidad”, dijo Falcao.

Falcao no cuestionó las jugadas más controvertidas, pero sí el manejo del partido.

“A través de pequeñas faltas nos iba metiendo en nuestro arco. Estuvo claro que ante la duda siempre cobró para Inglaterra, esto es una vergüenza”, dijo el delantero del Mónaco.

Falcao aseguró que en estos momentos difíciles todo el equipo está unido.

Jefferson Lerma criticó el arbitraje, pero aclaró que su equipo fue eliminado por otras razones.

“El arbitraje ha sido una vergüenza, pero no hemos perdido por eso. Lastimosamente le faltó carácter al árbitro en muchas jugadas puntuales y con el VAR no ayuda mucho”, dijo el jugador del Levante.

Geiger también invalidó un gol de Colombia luego de un despiste de los ingleses cuando había dos pelotas en la cancha. Uno de los balones fue retirado antes del saque lateral de Inglaterra. Bacca anotó el gol, pero Geiger dijo que había que repetir el saque.

El técnico José Pékerman insinuó que Geiger llevó a sus jugadores a otro plan de juego con sus decisiones.

“Fue incómodo jugar un partido sabiendo que estaba flotando esa sensación de que se iba a pitar algo”, dijo Pékerman. “Fue difícil entrar en un partido con mucho ritmo, porque había temor cuando la pelota iba al área”.