Madre guatemalteca logra reunirse con sus tres hijos en Nueva York

Los hijos de Yeni González son parte de los poco más de 12 menores que han logrado la reunificación familiar en la Gran Manzana
Madre guatemalteca logra reunirse con sus tres hijos en Nueva York
La guatemalteca Yeni González volvió a reunirse con sus hijos.
Foto: Getty Images

El dolor por la separación parece atenuarse para algunas familias inmigrantes que desde este martes comenzaron a reunirse con sus hijos en la Gran Manzana, tras varias semanas sin verlos. Una de las madres que volvió a abrazar a sus pequeños fue Yeni González, quien con la ayuda del gobernador Andrew Cuomo, y de su abogado José Orochena, logró este viernes recobrar custodia de sus tres hijos.

“Estoy en deuda con el gobernador Cuomo por haberme reunido con mis hijos y poner fin a esta pesadilla para mi familia“, dijo González. “Mi familia y yo vinimos a América en busca de esperanza y oportunidad y en cambio me quitaron a mis hijos en la frontera y los enviaron a miles de kilómetros de distancia”.

Cuomo celebró la liberación de los tres pequeños y dijo que era una victoria para Nueva York. “Como padre de tres hijas, no puedo imaginar la angustia que ha sufrido como resultado del asalto de Trump a las familias de inmigrantes”, dijo el mandatario. “Su coraje y perseverancia frente a la cruel política del Gobierno Federal es una inspiración para todos nosotros”.

Y pese a que un juez federal ordenó a la administración Trump a entregar a todos los menores de cinco años a sus padres antes del 10 de julio, decenas de menores aún no han sido reunidos con sus familiares.

Comenzaron las reunificaciones familiares en NYC. Foto: Caridades Católicas.

Según Mario Russell, director de la división de servicios para inmigrantes y refugiados de Caridades Católicas, en Nueva York solo 12 de los 24 menores de cinco años han sido entregados a sus padres. El resto, asegura, sigue esperando y según se explica en un comunicado enviado por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS), la razón es que hay niños que no se devolvieron debido a que los padres tenían antecedentes criminales u otros problemas o fueron deportados.

Caridades Católicas y Lutheran Social Services (LSSNY), son dos de las organizaciones que se han encargado de velar por que los 350 menores que fueron enviados a la ciudad de Nueva York vuelvan a ver a sus familias.

“Es la esencia de la misión de LSSNY preservar y unir a las familias”, dijo Damyn Kelly, presidente y director ejecutivo de LSSNY. “Trabajamos para garantizar que los niños se reúnan con sus familias de forma rápida y segura”.