Piden más transparencia al informar sobre brote de Legionario

Más de 20 torres de enfriamiento, principal foco de enfermedad, están siendo inspeccionadas
Piden más transparencia al informar sobre brote de Legionario
Toma de muestras de agua en torres de enfriamiento de edificios.
Foto: Archivo.

El último brote de la enfermedad del Legionario en Washington Heihts, que alarmó a vecinos cuando se dio a conocer y que ya se ha cobrado una vida, ha provocado nuevas inspecciones de torres de enfriamiento y la reacción de funcionarios electos que representan esa área del Alto Manhattan.

El miércoles, el concejal Ydanis Rodríguez hizo un llamado para que haya mayor transparencia en los resultados de la inspección de las torres de enfriamiento y un aumento en las multas como consecuencia, para aquellos edificios cuyas torres no pasen las inspecciones.

Desde que la enfermedad se desató en Hamilton Heights y Washington Heights a principios de este mes, 18 personas han sido diagnosticadas; la mayoría de ellas son mayores 50 años o más.

Este miércoles en las escalinatas de la Alcaldía, y acompañado por la defensora del pueblo Letitia James, y la senadora estatal  Marisol Alcántara, Rodríguez señaló que la información está disponible al público pero que no es de fácil acceder ni fácil de usar para los neoyorquinos.

También pidió un aumento en las multas por violaciones en el mantenimiento de las torre de enfriamiento. Actualmente, las multas son de $2,000 por una primera violación, y no más de $5,000 por las siguientes. Si la violación resulta en la muerte o lesiones graves, la multa no supera los $10,000.

“Los neoyorquinos deben saber de si corren algún riesgo de contraer legionella cuando entran a un edificio y esa información debe ser fácil de encontrar”, dijo Rodríguez en su comparecencia.

Tendencia ascendente

La ciudad de Nueva York ha tenido experiencias similares en los últimos años con un mayor número de casos cada año. El brote del 2015 se cobró la vida de 16 personas en El Bronx y más de 400 fueron contagiadas, creando una auténtica alarma.

En abril de este año una persona murió y varias se enfermaron por un brote en el complejo residencial de Co-op City en el condado de El Bronx.

Anualmente, un promedio de 200 a 400 casos de la enfermedad de Legionario son diagnosticados en la ciudad.