Día Mundial contra la Hepatitis: Esto es lo que debes saber sobre la enfermedad

Existen 5 tipos de hepatitis clasificados por la ciencia, unos más terribles que otros
Día Mundial contra la Hepatitis: Esto es lo que debes saber sobre la enfermedad
La única protección contra algunos tipos de hepatitis, es la vacuna.
Foto: Getty Images

Hepatitis significa inflamación del hígado, a menudo causada por un virus. Con el tiempo, un hígado inflamado puede generar en serias complicaciones como fibrosis, cirrosis o incluso cáncer de hígado.

A menudo, la hepatitis se manifiesta con síntomas como fatiga, ictericia, náuseas, dolor abdominal y artritis, pero algunas personas son completamente asintomáticas y suelen saber que contrajeron la enfermedad hasta que es demasiado tarde, cuando el hígado está irreversiblemente dañado. De ahí la importancia de las vacunas.

Solamente de hepatitis B, que es un padecimiento crónico y a menudo silencioso, se calcula que hay más de 250 millones de personas contagiadas en el mundo. A mediano plazo, esta cantidad de enfermos puede convertirse en un problema de salud pública por las secuelas que ocasiona y los gastos que implica.

El 28 de julio es el Día Mundial contra la Hepatitis. Existen 5 tipos básicos de la enfermedad que atacan al hígado con diferentes niveles de gravedad. Esto es lo que debes saber de cada uno de ellos:

Hepatitis A

La hepatitis A es una enfermedad del hígado transmisible y prevenible causada por el virus de la hepatitis A (VHA). No ocasiona una infección crónica. Los anticuerpos producidos en respuesta a la infección por hepatitis A duran toda la vida y protegen contra la reinfección.

Síntomas: La mayoría de los adultos con hepatitis A presentan fatiga, poco apetito, dolor de estómago, náuseas e ictericia, que generalmente se resuelven dentro de los 2 meses posteriores a la infección; la mayoría de los niños menores de 6 años no tienen síntomas o tienen una infección no reconocida.

¿Cómo se contagia?: Por lo general, de persona a persona a través de la ruta fecal-oral o el consumo de alimentos o agua contaminados.

¿Existe vacuna?

Hepatitis B

La hepatitis B es una infección hepática causada por el virus de la hepatitis B (VHB) que puede convertirse en una enfermedad crónica y provocar problemas de salud graves, como cirrosis o cáncer de hígado.

Síntomas: Para algunas personas, la hepatitis B es una enfermedad aguda o de corta duración que se manifiesta con malestar estomacal, ictericia, fatiga o náuseas, pero para otros puede convertirse en una infección crónica a largo plazo y asintomática. El riesgo de infección crónica está relacionado con la edad de la infección: aproximadamente el 90 por ciento de los bebés infectados contraen la infección crónica, en comparación con el 2 -6 por ciento de los adultos.

¿Cómo se contagia?: La hepatitis B se transmite cuando la sangre, el semen u otro fluido corporal de una persona infectada con el virus de la hepatitis B, ingresa al cuerpo de alguien que no está infectado. Esto puede suceder a través del contacto sexual, compartir agujas, jeringas u otro equipo de inyección de drogas, o de madre a bebé al nacer.

¿Existe vacuna? Sí.

Hepatitis C

La hepatitis C es una infección hepática causada por el virus de la hepatitis C (VHC). La hepatitis C crónica es una enfermedad grave que puede ocasionar problemas de salud a largo plazo, incluso la muerte. La mayoría de las personas infectadas pueden no saberlo porque no están clínicamente enfermas.

Síntomas:  Para algunas personas, la hepatitis C es una enfermedad a corto plazo, con un episodio agudo que se manifiesta con los malestares del padecimiento, pero entre el 70 y el 85 por ciento de las personas que se infectan con hepatitis C, sufren una infección crónica a largo plazo.

¿Cómo se contagia?: La hepatitis C es un virus transmitido por la sangre. Hoy en día, la mayoría de las personas se infectan con el virus de la hepatitis C al compartir agujas u otro equipo para inyectarse drogas, o por transfusión sanguínea.

¿Existe vacuna? No, no existe una vacuna para la Hepatitis C. La mejor manera de prevenir la hepatitis C es evitar las conductas que pueden propagar la enfermedad, especialmente las drogas inyectables.

Hepatitis D

La hepatitis D, también conocida como “hepatitis delta”, es una infección hepática causada por el virus de la hepatitis D (HDV) y es poco común en Estados Unidos. La hepatitis D sólo ocurre en personas que están infectadas con el virus de la hepatitis B porque el HDV es un virus incompleto que requiere la función auxiliar del VHB para replicarse.

Síntomas: La hepatitis D puede ser una infección aguda, a corto plazo, con los síntomas explicados anteriormente, pero también puede convertirse en una infección crónica a largo plazo.

¿Cómo se contagia?: La hepatitis D se transmite a través del contacto percutáneo o de la mucosa con sangre infectada y puede adquirirse como una coinfección de la hepatitis B o como una sobreinfección en personas con infección por VHB.

¿Existe vacuna? No existe una vacuna para la hepatitis D, pero se puede prevenir en personas que aún no están infectadas por el VHB con la vacuna contra la hepatitis B.

Hepatitis E

La hepatitis E es una infección hepática causada por el virus de la hepatitis E (HEV). La hepatitis E no produce infección crónica. Aunque es rara en Estados Unidos, la Hepatitis E es común en muchas partes del mundo.

Síntomas: Los comunes de la enfermedad.

¿Cómo se contagia?: Se transmite por la ingestión de materia fecal, incluso en cantidades un saneamiento deficiente. microscópicas, y generalmente se asocia con el suministro de agua contaminada en países con

¿Existe vacuna? Actualmente no hay una vacuna aprobada por la FDA para Hepatitis E.

Fuente: Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EEUU.