Conductores del Metro tendrán cámaras corporales para prevenir más ataques

Permitirán registrar evidencia sobre la interacción con los usuarios
Conductores del Metro tendrán cámaras corporales para prevenir más ataques
Cámaras en vagones y estaciones, y ahora también en los empleados
Foto: Mariela Lombard / El Diario NY

La Autoridad de Tránsito (MTA) aceptó el pedido de los empleados del Metro de dotarlos con cámaras corporales para paliar el auge en los ataques de los pasajeros frustrados por los retrasos en el subterráneo.

El presidente de MTA, Andy Byford, hizo el anuncio desde el Bajo Manhattan, al reunirse ayer con representantes del Sindicato de Trabajadores del Tránsito (TWU).

Actualmente hay personas solicitadas por al menos seis incidentes de violencia contra empleados y muchos más por trifulcas entre pasajeros del Metro, que enfrenta una merma en el servicio en medio de un déficit presupuestario.

El último caso se reportó el sábado, cuando un conductor anciano recibió golpes por parte de dos pasajeros que incluso intentaron sacarlo a rastras por la ventanilla de su cabina, debido a un cambio de ruta en la estación Grant Avenue en Brooklyn. Los agresores huyeron y están siendo solicitados, pero no hay imágenes claras de sus rostros.

Desde ahora, los empleados que trabajen entre vagones en el tren llevarán estos dispositivos con el fin de reducir las agresiones a las que se exponen durante su jornada.

También el sindicato publicará afiches en las estaciones con imágenes de las personas que están siendo solicitadas por casos de agresión a empleados.

La violencia contra los trabajadores no es nueva. “Está sucediendo más porque hay muchas demoras y los pasajeros se desahogan con quien está frente a ellos“, dijo en junio Crystal Young, líder sindical de TWU.

En Nueva York, las cámaras de uso corporal son muy usadas por la policía. Se trata de pequeñas unidades digitales de video que se colocan en el pecho, sobre el uniforme, con el propósito de registrar el encuentro entre el funcionario y el público, para prevenir malos comportamientos. Y a la vez proporcionan evidencia importante en caso de procedimientos penales y civiles.