Padres de Mollie Tibbetts rechazan usar muerte de su hija contra inmigrantes hispanos

La familia de la joven se rehúsa a utilizar el caso para fines políticos
Padres de Mollie Tibbetts rechazan usar muerte de su hija contra inmigrantes hispanos
Cristhian Bahena Rivera es acusado por la muerte de Mollie Tibbetts.
Foto: Editorial

DES MOINES – Los padres de Mollie Tibbetts, que fue presuntamente asesinada por el mexicano Cristhian Bahena Rivera, de 24 años, pidieron a los políticos y a la comunidad no utilizar el caso de su hija en contra de los inmigrantes, particularmente los hispanos.

La gobernadora de Iowa, Kim Reynolds, fue de las primeras en utilizar el caso de la joven para criticar las leyes migratorias y afirmar que deberían reforzarse, pero tras hablar con Laura Calderwood, la madre de Mollie, instó no usar el hecho para fines políticos.

Rob Tibbetts, el padre de Mollie, destacó sus sentimientos positivos hacia la comunidad hispana local.

“La comunidad hispana es de Iowa. Tienen los mismos valores que los habitantes de Iowa“, reportó el diario local Des Moines.

Agregó que dijo que durante las casi seis semanas que pasó en Iowa mientras las autoridades buscaban a su hija, comía en varios restaurantes mexicanos.

“En lo que a mí respecta, son residentes de Iowa con mejor comida”, desatando aplausos de los casi mil asistentes al funeral.

La investigación ha demostrado que los inmigrantes, tanto indocumentados como los que no, son significativamente menos propensos a cometer delitos que los ciudadanos nativos.

Tras la captura de Bahena Rivera, el presidente Donald Trump y otros políticos republicanos destacaron el caso para argumentar a favor de una aplicación más estricta de las leyes de inmigración.

Incluso la Casa Blanca utilizó el caso para promover las políticas federales contra los indocumentados.

“Ayer, un extranjero indocumentado, ahora culpado de asesinato en prime grado, dijo a la Policía dónde se encontraba el cuerpo”, se tuiteó.

En la misma línea, los senadores Chuck Grassley y Joni Ernst prometieron que “no pueden permitir que estas tragedias continúen” y aseguraron que esto “podría haberse evitado”.

Sin embargo, además de los padres, otros miembros de la familia de Tibbetts, incluida su tía, Billie Jo Calderwood, dicen que no quieren que su muerte sea utilizada para influir en la política.