La curiosa manera de comprobar si tienes erecciones nocturnas

Un factor que se usa para diagnosticar la disfunción eréctil
La curiosa manera de comprobar si tienes erecciones nocturnas
Las erecciones nocturnas son saludables.
Foto: Shutterstock

Normalmente, para saber si están ante un caso de disfunción eréctil orgánica o psicológica, los médicos necesitan comprobar si existen o no erecciones nocturnas. Si la impotencia es orgánica, el hombre no presenta erección alguna; si la impotencia sexual es psicológica, las erecciones nocturnas siguen ocurriendo aunque el paciente no se dé cuenta.

Para comprobarlo, es necesario que el paciente duerma en el hospital por tres noches con un medidor de tensión lleno de mercurio colocado alrededor del pene, un procedimiento que, además de incómodo, cuesta más de $500. Pero los ganadores del premio Ig Nobel en Medicina Reproductiva lograron desarrollar una técnica más barata y efectiva.

Se trata de crear un anillo de sellos postales y colocarlo alrededor del pene antes de dormir. Si el hombre tiene una erección, la fuerza del pene romperá el anillo de sellos, lo que podrá observarse al día siguiente. Además de ser un método efectivo y barato, es silencioso, por lo que muy probablemente no despertará al paciente.

Los Ig Nobel son premios otorgados a verdaderas investigaciones científicas, pero que son tan curiosas que, además de provocar la risa de más de uno, no calificarían en la solemnidad de los premios Nobel tradicionales.

Otras investigaciones curiosas que han ganado el premio este año son las siguientes:

Una montaña rusa puede ayudar a personas con cálculos renales

Los investigadores Marc Mitchell y David Wartinger crearon un modelo de riñón biológicamente preciso y le insertaron tres cálculos de diferentes tamaños. Colocaron su creación en una montaña rusa de Magic Kingdom con vueltas y giros bruscos, pero sin inversiones, y la pasearon 20 veces. El resultado: los cálculos se movieron, lo que podría ayudar a pacientes con piedras pequeñas a desecharlas por la orina; sin embargo, este método difícilmente ayudaría a personas con cálculos grandes.

La saliva es buena para limpiar

Un grupo de científicos dedicados a la conservación de antigüedades probaron que la saliva puede usarse eficazmente para limpiar superficies sin dañarlas, y lo confirmaron con esculturas doradas del siglo XVIII que asearon únicamente con saliva. Esto se debe a la amilasa que contiene este fluido humano, una enzima que descompone los almidones y resultó ser un buen agente de limpieza.

Dañar un muñeco vudú funciona para desquitarte de tu jefe

Los ganadores del Ig Nobel de Economía realizaron el siguiente experimento: pidieron a más de 400 personas con jefes abusivos que imaginaran que un muñeco era su jefe y comenzaran a maltratarlo. Los investigadores les proporcionaron herramientas para dañarlo y luego les hicieron varias preguntas sobre cómo se sentían respecto a su jefe. Los resultados arrojaron que los empleados se sintieron mucho mejor después de gritar, golpear, jalonear y sacudir al muñeco vudú de su jefe.