Suspenden polémico plan de libertad condicional en Rikers para presos pobres y de minorías

105 reclusos ya se habían beneficiado de una meta de 500

La fundación de derechos humanos Robert F. Kennedy (RKF) renunció a su polémico plan de liberar reclusos, mayormente mujeres y jóvenes, para combatir lo que llamaron un sistema de libertad bajo fianza que discrimina a las minorías y los pobres.

Hasta ahora RKF había liberado una quinta parte (105) de los 500 reclusos que tenían como meta en la isla Rikers, dijeron voceros a The New York Times.

El alcalde Bill de Blasio, el comisionado de policía James O’Neill y fiscales de distrito de la ciudad se resistieron al plan cuando New York Post lo reveló en septiembre, porque RFK se proponía liberar a los acusados ​​a pesar de sus antecedentes penales o cargos actuales.

De hecho, 92% de los rescatados estaban acusados ​​de delitos graves, señaló New York Times.

Hasta ahora RKF gastó $ 1.2 millón de dólares de los $2 millones que había recaudado para el plan.

De los 90 acusados ​​que han tenido citas en la corte desde que fueron liberados, sólo tres fallaron en su comparecencia, una tasa de éxito de 96% hasta el momento, según las propias cifras de RFK.

Otros tres fueron arrestados de nuevo por órdenes anteriores: uno fue liberado sin fianza y otros dos fueron retenidos con nuevos montos.

El beneficiado más joven tenía 16 años y la más antigua 62. Los montos de las fianzas pagadas por RFK oscilaban entre $750 y $100 mil dólares.

“El rescate masivo demuestra que el sistema es injusto y está dirigido a personas de color y personas que viven en la pobreza“, dijo al periódico el jefe de la organización benéfica, Kerry Kennedy.