7 síntomas de que tu dieta no sirve

Si bajar de peso es tu propósito de 2019, esto te interesa
7 síntomas de que tu dieta no sirve
Adelgazar no debe sacrificar tu salud.
Foto: Shutterstock

Cuando empezamos un nuevo régimen alimenticio, la pregunta más importante y más común es: “¿Funcionará?” Para saberlo, hay que esperar por lo menos un mes antes de evaluar los resultados.

Sin embargo, te damos estos elementos para que hagas una valoración sin necesidad de esperar tanto tiempo. Si tu nuevo régimen experimenta estos síntomas, claramente tu dieta no sirve.

Sientes que algo no está bien

Estreñimiento, fatiga, caída del cabello, mal aliento, son algunas señales de que tu dieta está dañando a tu cuerpo más de lo que le ayuda. Una dieta saludable debería hacerte sentir bien, no peor que antes de iniciarla.

Tienes hambre todo el tiempo

Lo peligroso de luchar contra el hambre no es sólo romper la dieta, sino dañar el equilibrio de tu cuerpo y buscarte otros problemas de salud más serios. Un buen régimen alimenticio no debe dejarte con hambre, al contrario: su equilibrio de fibra, agua, proteínas, carbohidratos y otros nutrientes te darán la sensación de plenitud con alimentos saludables.

Te exige dejar de comer un grupo de alimentos

Nada de carbohidratos o nada de grasas. Este tipo de dietas que condicionan sus resultados a eliminar ciertos grupos de alimentos, generalmente funcionan durante algún tiempo, pero en cuanto el consumo de esos alimentos se reanuda, las libras perdidas regresan al lugar que solían ocupar.

Una dieta saludable y efectiva, que ofrezca una pérdida de peso sostenida, debe incluir las cantidades adecuadas de grasas, carbohidratos, proteínas y otros nutrientes necesarios para no romper el equilibrio del cuerpo.

Lo prohibido se te antoja

Si tu dieta restringe férreamente ciertos alimentos como el azúcar o las grasas, puede que tus antojos, casi incontrolables, de lo que está prohibido te hagan romper la dieta todo el tiempo. Además, esos antojos pueden ser una señal de que te faltan ciertos nutrientes y la sabiduría de tu cuerpo te pide que se los brindes a través de un anhelo que te hace salivar.

No considera el ejercicio

La fórmula mágica para perder peso es dieta equilibrada + ejercicio. Si tu dieta no considera el ejercicio como parte fundamental para tener logros positivos, algo está mal. La dieta no es lo único que te ayudará a lograr tus metas; la actividad física es fundamental.

Comer con tu familia o con tus amigos es imposible

Si bien probablemente no probarás el pastel de chocolate que se servirá al final de la cena familiar, una dieta equilibrada y saludable te permitirá comer de lo mismo que los demás, en cantidades menores o con ligeras variaciones. Pero si comer con tu familia o con tus amigos requiere que lleves tus tuppers con tu “comida especial”, es una señal de alerta.

No ves resultados en tres semanas

Aunque esa dieta haya sido todo un éxito para la vecina, tu prima, tu hermana o la novia de tu mejor amigo, no significa que funcione para ti. Si no ves ningún resultado en la disminución de talla o peso en tres semanas, considera buscar otras opciones.