Gobernador Cuomo perdonó a cuatro asesinos por el Año Nuevo

Ya habían servido entre 20 y 33 años por crímenes cometidos siendo adolescentes

Entre los 29 convictos a los cuales el gobernador Andrew Cuomo otorgó clemencia el lunes, hay cuatro que cumplían largas condenas por asesinato.

“Estas acciones ayudarán a mantener unidas a las familias (…) y dar un paso crítico hacia un Nueva York más justo y más compasivo”, dijo en un comunicado el demócrata reelecto.

Los asesinos convictos habían servido entre 20 y 33 años por crímenes cometidos durante su adolescencia, destacó New York Post.

Alphonso Riley-James y Roy Bolus, ambos hoy de 49 años, formaban parte de un grupo involucrado en un negocio de drogas en Albany que fracasó y dejó a dos hombres muertos.

Pero ninguno de ellos fue acusado de causar esas muertes y ambos han cumplido 30 años de una cadena perpetua potencial. El comunicado destacó que ambos mostraban remordimiento y tenían registros ejemplares en prisión.

Riley-James obtuvo un B.A., trabaja como empleado de biblioteca, enseña investigación jurídica básica, dirige un club de ajedrez y un boletín de educación financiera con su esposa.

Bolus recibió un B.A. y dos maestrías y actualmente está cursando un doctorado en liderazgo educativo. Ha enseñado cursos de prevención del VIH y se desempeñó como presidente del programa de reingreso de la Escuela de Derecho de Yale.

Otros dos asesinos convictos también fueron víctimas de delitos, dijo el comunicado del gobernador.

Dennis Woodbine (42), cumplió casi 22 años de una sentencia de 25 años a cadena perpetua luego de un incidente en Brooklyn en 1998.

Mientras perseguía a un grupo de jóvenes que le habían robado sus joyas, a los 19 años de edad Woodbine disparó un arma y mató a un inocente espectador.

Desde entonces ha obtenido un B.A. y es un mentor en la organización Rehabilitation Through the Arts y apareció en un documental de la estación PBS.

El gobernador también conmutó la sentencia de Michael Crawford (38) quien cumplió 20 años de una pena de cadena perpetua después de haber sido condenado a los 17 años por dispararle a un individuo que le robó entradas de un concierto en Buffalo en 1999. 

Anoche en Ellis Island Cuomo tomó juramento en su tercer período como gobernador de Nueva York, prometiendo “la agenda más progresista de la historia” del estado.