Hombre que agujeró un yate para ahogar a su esposa colombiana en la luna de miel, pidió perdón

La sentencia del homicida fue postergada
Hombre que agujeró un yate para ahogar a su esposa colombiana en la luna de miel, pidió perdón

Lewis Bennett podría enfrentar ocho años de prisión por el asesinato de su esposa, Isabella Hellmann, en mayo de 2017 durante un viaje en Cuba.

El británico agujeró un yate para ahogar a su esposa colombiana en la luna de miel, como demostraron fotos que obran en los expedientes de las autoridades de Florida. Las imágenes muestran agujeros hechos de manera deliberada en el casco de la embarcación, así como las escotillas de escape abiertas para que se hundiera.

En primera instancia, Bennett negó los cargos, pero en noviembre pasado se declaró culpable del cargo menor de homicidio involuntario. Este 29 de enero estaba planeado que recibiría sentencia, pero un juez federal postergó el dictamen hasta el 28 de mayo próximo, con el afán de que ambas partes lidien con la restitución que el hombre deberá pagar a la hija de 2 años de la pareja, de nombre Emelia.

Durante la audiencia, el hombre de 41 años leyó una carta donde pidió perdón a la familia de su esposa de origen colombiano, una agente de bienes raíces que vivía en Florida y a quien el hombre habría asesinado apenas tres meses después de haber contraído nupcias.

Según un reporte de WPTV, en la misiva que Bennett leyó se dirigió a la familia de Hellmann: “Sé que han pasado por un dolor inimaginable como resultado de mis acciones, y lo siento mucho” -les dijo-. Sé que mis palabras no pueden curarlos, pero les pido disculpas desde el fondo de mi corazón y espero que algún día su dolor se alivie”.

Bennett pidió que le permitan ver a su hija, que está al cuidado de la hermana del homicida y su esposo, pues Emelia “ha perdido tanto, tan rápido. Necesitará orientación y fortaleza para que pueda llegar a ser tan valiente, compasiva y humanitaria como su madre”.

La familia de Hellmann manifestó en la audiencia su inconformidad sobre el cuidado de la niña, pero el juez aseguró no tener la facultad para que la familia de Hellmann vea o comparta la custodia de la menor.

Al investigar el caso, el FBI encontró que los agujeros que hicieron que el catamarán se hundiera, fueron hechos desde dentro. Inicialmente, Bennett aseguró que lo despertó el golpe que supuestamente sufrió la embarcación y que abandonó el yate que se hundía en un bote salvavidas con varios objetos a bordo porque no encontró a su esposa. El cuerpo de Isabella no fue hallado.

A las 24 horas de la desaparición de su esposa, Bennett solicitó una “carta de presunta muerte” para arreglar los trámites de herencia del patrimonio de la mujer. En los celulares de ambos se encontraron mensajes que revelan que su relación marital no estaba bien e incluso ella señala que él ya no la respetaba y admite que tenía miedo de volver a su casa.

La defensa de Bennett busca reducir la posible sentencia de ocho a siete años de cárcel.