Protestan frente al NY Times por cobertura “anti Trump” de la crisis humanitaria venezolana

Dicen que el diario está usando a Venezuela para reforzar sus críticas a la Casa Blanca
Protestan frente al NY Times por cobertura “anti Trump” de la crisis humanitaria venezolana
La reportera Deborah Acosta dio la cara por The New York Times
Foto: ANDRÉS CORREA GUATARASMA

Un grupo de lectores, mayormente venezolanos, se reunió el lunes al mediodía frente al edificio del diario The New York Times para protestar lo que calificaron como política editorial “tendenciosa” y “desinformativa” sobre la crisis humanitaria y política que se vive en ese país suramericano.

En particular la protesta fue motivada por un reporte publicado el domingo donde acusaban a la oposición venezolana y el gobierno del presidente colombiano Iván Duque de ser responsables de la quema de un camión con ayuda humanitaria en la frontera el pasado 23 de febrero, acción que el mandatario Donald Trump adjudicó a seguidores de Nicolás Maduro, opuesto a la entrada de auxilio internacional en un tono hostil.

De hecho, la vicepresidenta de Maduro, Delcy Rodríguez, confesó al día siguiente que la violencia vivida en la frontera fue sólo “un pedacito de lo que nosotros estamos dispuestos a hacer”.

Pero The New York Times publicó que su investigación había determinado lo contrario. En el pasado, el diario neoyorquino, el más importante de Estados Unidos, se ha destacado por su crítica al gobierno de Trump, tanto en política interna como exterior.

Al bajar a conversar con los manifestantes, la reportera Deborah Acosta afirmó que lo publicado había sido producto de una investigación exhaustiva de análisis de videos, aunque admitió que la situación ese día fue confusa y que el diario estaba enviando más periodistas a la zona para cubrir la tensa situación.

Además del reporte en sí, los manifestantes cuestionaron que haya sido publicado justo el fin de semana, mientras en Venezuela se vivía una “situación desesperada” de muertes en hospitales, saqueos e incomunicación durante el mayor apagón en la historia del país; algo que, según ellos, The New York Times no había desplegado de manera proporcional “por su oposición permanente a Trump”, comentó la activista Gloria Requena.

Acosta insistió ante los presentes que el reporte se había publicado el domingo 10 de marzo porque fue entonces cuando habían concluido su investigación.

“¿Cómo se refieren ustedes a Guaidó?”, preguntó Acosta a los presentes sobre el presidente del Parlamento, que declaró ilegal el mandato de Maduro. A coro, la mayoría respondió: “Es el presidente encargado de Venezuela”. Y la reportera tomó nota.

“Pedimos al New York Times que dejen de usar nuestra crisis en su juicio político en Estados Unidos”, declaró a la agencia EFE Erick Rozo, coordinador en Nueva York del partido venezolano Voluntad Popular, al que pertenece el ingeniero Guaidó,

Rebeca Zambrano, miembro de la asociación “Independent Venezuelan American Citizens”, denunció que “en vez de hablar de cuánta gente está muriendo en Venezuela, de cuántos niños necesitaban esa ayuda, el New York Times decidió hablar de un video no concluyente”.

“Maduro dijo que no los iban a dejar entrar (los camiones con ayuda humanitaria), la canciller Delcy Rodríguez dijo que lo que vimos era sólo una muestra de lo que eran capaces de hacer”, resumió la activista, preguntándose entonces cómo en su reportaje el New York Times los eximió de culpa, por acción u omisión.

En septiembre pasado, un venezolano se desnudó frente a la sede del New York Times, también reclamando una cobertura a la crisis de su país que no fuese usada como excusa para juzgar a Trump.