Pandilleros MS-13 asesinaron a un hombre por su camiseta del ex jugador Peyton Manning

Confundieron el número 18 del futbolista con la pandilla rival "Calle 18"

Pandilleros MS-13 asesinaron a un hombre por su camiseta del ex jugador Peyton Manning
Camiseta de Peyton Manning/18
Foto: ARCHIVO

José Suárez, miembro de la Mara Salvatrucha (MS-13), conspiró para matar a un hombre por usar una camiseta del ex jugador de fútbol Peyton Manning, con la meta de ganar “respeto” y elevar su estatus ante la pandilla, dijeron fiscales federales ayer.

Suárez está acusado de ser el conductor en la fuga tras el asesinato a sangre fría de Esteban Alvarado-Bonilla en una tienda de víveres de Long Island, en enero de 2017.

“La única forma en que podía ascender en las filas era cometer actos escandalosos de violencia, incluido el asesinato”, dijo el fiscal asistente Raymond A. Tierney, durante los argumentos iniciales en la sala del tribunal en Central Islip.

Los fiscales dijeron que Suárez (24 ) y sus asociados “marcaron a muerte” a la víctima porque llevaba una camiseta de Manning y su número 18 con los Denver Broncos y sospecharon que era parte de la pandilla rival “Calle 18”.

Suárez fue el conductor de la escapada y debía “servir como centro de comunicaciones”, transmitiendo información a los líderes, mientras que el tirador entró en el “Deli Campesino” en Central Islip y disparó cinco tiros a quemarropa, golpeando a la víctima en la cabeza, dijo Tierney.

Una empleada de la tienda resultó herida, pero sobrevivió.

Suárez se ha declarado “no culpable” por su supuesto papel en la muerte de Alvarado-Bonilla. El tirador, Mario Aguilar-López, se declaró culpable el año pasado y está esperando sentencia.

Suárez también fue acusado del ataque en 2016 a dos hombres afuera de un restaurante mexicano en Brentwood, para hacerse un nombre con MS-13.

Germán Cruz, un miembro de una pandilla MS-13 que se convirtió en un testigo colaborador, confirmó ante el tribunal que Suárez es miembro de MS-13. Dijo que él y Suárez golpearon a dos hombres afuera del restaurante porque “no respetaron a nuestra pandilla”.

El abogado de Suárez, Raymond L. Colón, dijo que el asalto fue sólo una “pelea estúpida entre un grupo de hombres jóvenes y tontos” y afirmó que no estaba relacionado con pandillas.

Long Island  (NY) es una de las áreas con mayor presencia de MS-13 en EEUU, donde se le atribuyen al menos 25 asesinatos en los últimos dos años. El grupo está asociado con reclutar jóvenes, mayormente de origen latino.