Ultimátum: Escuelas judías que reciban a niños sin vacuna de sarampión serán cerradas

Los planteles que no cumplan el mandato de la Comisionada de Salud de NYC enfrentarán serias sanciones
Ultimátum: Escuelas judías que reciban a niños sin vacuna de sarampión serán cerradas
La mayoría de los casos, más de 200, son menores judíos de 18 años.
Foto: Getty Images

El Departamento de Salud de la Ciudad (DHMH) emitió este lunes una orden directa de la Comisionada, que obliga a todas las escuelas judías ortodoxas (Yeshivas) en Williamsburg, Brooklyn, a excluir de los salones a los estudiantes que no hayan sido vacunados contra el sarampión o de lo contrario se enfrentan a serias sanciones, incluyendo el cierre del plantel.

El mandato de la Ciudad se da en momentos en que se registra un aumento de los casos de sarampión en esta comunidad, que ya suman 285 desde el pasado octubre. Del total de enfermos, 21 han sido hospitalizados, 245 son menores de 18 años y 39 son adultos.

“Como pediatra, sé que la vacuna MMR es segura y efectiva. Este brote está siendo alimentado por un pequeño grupo de ‘anti-vaxxers’ en estos vecindarios. Han estado difundiendo información errónea y peligrosa basada en falsas investigaciones científicas”, dijo la comisionada de Salud, Dra. Oxiris Barbot.

El sarampión es una enfermedad altamente contagiosa y puede causar neumonía, encefalitis (inflamación del cerebro) y muerte, y se puede prevenir con la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubéola (MMR).

Ya el DHMH había ordenado a las Yeshivas y las guarderías de la comunidad judía ortodoxa en sectores específicos de Brooklyn, a excluir a los niños no vacunados hasta que el brote de sarampión terminara. Sin embargo, en enero una escuela de Williamsburg desobedeció el mandato, y permitió a un alumno enfermo asistir al salón, y ahora se cree que al menos 40 pequeños fueron infectados.

La mayoría de los enfermos se han reportado en los vecindarios de Williamsburg y Borough Park. Cinco casos, incluido el caso inicial de sarampión, se adquirieron en una visita a Israel, donde se está produciendo un gran brote de la enfermedad. Dos personas contrajeron el sarampión en el Reino Unido y una en Ucrania.

A pesar de la aparición de más casos, la comisionada Barbot reconoció que también hay más gente vacunándose. “Hemos visto un gran aumento en el número de personas vacunadas en estos vecindarios, pero a medida que se acerca la Pascua, tenemos que hacer todo lo posible para garantizar que más personas reciban la vacuna”.