Critican designación de nuevo presidente “importado” de NYCHA con el salario más alto de la ciudad

Ganará casi el doble del sueldo de su predecesora y viajará cada semana a ver a su familia en Minnesota
Critican designación de nuevo presidente “importado” de NYCHA con el salario más alto de la ciudad
Gregory Russ ya estaba por jubilarse
Foto: CAPTURA CBS NEWS

Greg Russ, un ejecutivo importado de Minnesota, pasará a ser el funcionario municipal mejor pagado en Nueva York, una vez que asuma la jefatura de la Autoridad de Vivienda de la Ciudad de Nueva York (NYCHA).

A muchos desde ya no les gusta la idea. Fue tan difícil encontrar a alguien dispuesto a ser el nuevo jefe de vivienda pública de la ciudad que el alcalde Bill de Blasio tuvo que ofrecerle a Russ, un funcionario de 69 años listo para jubilarse, más de $400 mil dólares anuales y la comodidad de ausentarse los fines de semana, provocando la indignación en el Ayuntamiento y residentes de NYCHA.

“Se han vuelto locos: nos está robando a ciegas”, criticó Yvette Adams (57), quien vive en las casas de Queensbridge Houses, en Long Island City, Queens. “Estoy muy, muy molesta”, dijo. “Ni siquiera vive aquí”.

Claudia Coger, presidenta de la Asociación de Inquilinos de Astoria Houses, también cuestionó la contratación del jefe de la Autoridad de Vivienda Pública de Minneapolis, previsto para asumir NYCHA a mediados de agosto.

“¿Por qué obtienes un salario de $400 mil dólares con las condiciones en las que vivimos?”, dijo Coger, en referencia a los problemas habituales que enfrentan los vecinos, desde filtraciones hasta ratas, basura, contaminación con plomo, inseguridad, fallas en ascensores y falta de calefacción en invierno, incluyendo violaciones federales.

“No necesitamos a alguien que vaya a estar aquí y allá y en todas partes. Necesitamos a alguien en el lugar y encima del trabajo”.

El concejal demócrata Ritchie Torres (El Bronx) acusó ayer a su compañero de partido De Blasio de reducir la presidencia de NYCHA “a un trabajo de medio tiempo” y lo comparó con su decisión personal de montar una campaña presidencial mientras sigue siendo alcalde de la ciudad más grande del país.

“Es una señal de cuán moralmente invertido se ha vuelto el gobierno de la Ciudad de Nueva York”, dijo Torres a New York Post.

“Si puedes manejar la ciudad de Nueva York mientras viajas a Iowa, puedes ejecutar NYCHA mientras vas y vienes desde Minnesota, esa parece ser la lógica del ayuntamiento”, ironizó Torres.

El concejal también calificó de “absurdo” que a Russ le vayan a pagar casi el doble de los $231 mil dólares que ganaba la predecesora Shola Olatoye, y encima “por menos trabajo que los anteriores presidentes de la NYCHA”.

Además de su salario de $402,628 dólares, que incluye $161,900 pagados por el federal Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD), Russ recibirá $15 mil en gastos de mudanza, y un automóvil con chofer, dijo el Ayuntamiento.

De Blasio tenía como fecha límite el 1 de julio -extendida dos veces- para nombrar a un presidente aprobado por el gobierno federal, en virtud de un acuerdo fijado en enero para resolver una demanda presentada por el Fiscal Federal de Manhattan, Geoffrey Berman, por las condiciones de vida deplorables en los proyectos de vivienda pública.

Russ viene de ganar $172 mil dólares al año en Minneapolis, dijo un funcionario en Nueva York.

Lynne Patton, directora regional de HUD para Nueva York y Nueva Jersey, dijo que Russ no era su “primera opción” durante las discusiones y se comprometió a responsabilizarlo “por cada centavo que le paguen, en términos de resultados reales aquí en el suelo en Nueva York”.

Patton también afirmó que esperaba que Russ encontrara un nuevo hogar permanente “tanto para él como para su familia antes de su fecha de inicio en agosto”.

“La posición de presidente de NYCHA es un trabajo 24/7. En la ciudad de Nueva York”, dijo.

Durante una conferencia de prensa no relacionada con el Ayuntamiento, el presidente del Consejo Corey Johnson (D-Manhattan) se enteró a través de un reportero de que Russ no estará en Nueva York los siete días a la semana. “Oh, no sabía eso”, afirmó.

Russ no respondió a una solicitud de comentarios, pero Freddi Goldstein, vocera de la Alcaldía, lo calificó de “veterano de la vivienda pública (…) con las habilidades y la experiencia necesarias para los residentes de NYCHA”, la agencia en su tipo más grande del país.