Actor porno ex novio de diseñador Calvin Klein se declaró culpable de violencia brutal con sartenazo en Nueva York

La víctima resultó con varias espinas dorsales rotas, cortes en una oreja y daños en la cuenca del ojo
Actor porno ex novio de diseñador Calvin Klein se declaró culpable de violencia brutal con sartenazo en Nueva York
Gruber ha tenido varios encuentros con la policìa en NYC
Foto: captura youtube / pop candies TV

Nick Gruber, polémico ex novio del magnate diseñador Calvin Klein, aceptó ayer un acuerdo de culpabilidad en una corte de Manhattan por golpear a otro hombre con una sartén.

Con unos lentes Gucci y elegante camisa de vestir que intercambió a última hora con su acompañante en el tribunal, Gruber se enfrentó a dos cargos de conducta desordenada, incluyendo el incidente de la sartén y otros dos casos en su contra, a cambio de una sentencia sin cárcel conocida como “baja condicional”.

“No quiero hablar con la prensa”, dijo Gruber al salir de la corte, citado por New York Post. “Arruinaron mi imagen. Dijeron que estaba traficando drogas”.

Gruber, de 29 años, se refería a otro caso de su largo historial de incidentes. El joven ha tenido diversos problemas legales desde que se separó del diseñador en 2012.

Klein tenía 68 años cuando comenzó a salir con Gruber en 2010. El actor pornográfico de entonces 20 años de edad fue primera pareja pública masculina del veterano diseñador, luego de dos esposas.

Según el reporte, el 3 de septiembre de 2018 Gruber y el coacusado Brandon Steele presuntamente golpearon a una víctima anónima con una sartén, dentro de un apartamento en la calle East 76th de Manhattan.

Según la denuncia penal, la víctima resultó con varias espinas dorsales rotas, cortes en una oreja y daños en la cuenca del ojo.

Seis meses después, el 5 de marzo de este año y dentro del mismo edificio del Upper East Side, Gruber irrumpió en un apartamento y robó una bolsa de metanfetamina y un paquete de ropa, según documentos judiciales.

Finalmente, el mes pasado Gruber fue arrestado de nuevo por presuntamente haber cambiado las cerraduras del apartamento de una amiga que le había dado alojamiento en el Lower East Side.