Uber demanda a Nueva York por limitar el tiempo de circular sin pasajeros

Alegan que es "un proceso apresurado e ilegal"
Uber demanda a Nueva York por limitar el tiempo de circular sin pasajeros
Uber y taxis pelean en NYC
Foto: Mariela Lombard / El Diario

Uber demandó ayer a la Comisión de Taxis y Limusinas (TLC) de NYC, argumentando que sus planes de controlar la cantidad de tiempo que los choferes están sin pasajeros no es un asunto del gobierno local.

La TLC aprobó nuevas reglas el mes pasado que requieren que para agosto de 2020 los conductores de autos alquilados por aplicaciones celulares (e-vías), como Uber, Lyft y sus competidores, no pasen más del 31% de su tiempo conduciendo sin pasajeros a bordo.

La demanda de Uber presentada en la Corte Suprema de Manhattan afirma que esa regla para abordar la congestión se basa en datos defectuosos y viola las leyes estatales de “prevención” que prohíben que la ciudad interfiera con las políticas estatales; en este caso, el programa de precios de congestión que aprobó la legislatura de Albany a principios de este año y apoyado por el gobernador Andrew Cuomo.

“Si bien reducir la congestión en Manhattan es un objetivo importante … [la regla] es el producto de un proceso apresurado e ilegal, que incluye la dependencia de un modelo económico arbitrario y defectuoso, que fue diseñado para llegar a un resultado predeterminado que probablemente ni siquiera sea factible“, según la demanda.

A principios de esta semana, los miembros de “Independent Drivers Guild”, un grupo de conductores que recibe fondos de Uber, organizaron una desaceleración del vehículo por una hora en protesta por las decisiones respectivas de Lyft y Uber de desactivar abruptamente a los conductores en momentos y lugares donde hay pocos pasajeros, informó New York Post.

Las compañías culpan a sus políticas de desactivación de la necesidad de cumplir con la próxima ley,  así como las reglas de pago del conductor previamente establecidas que también rigen el tiempo sin pasajeros.

Ambas reglas fueron autorizadas por la legislación de 2018 aprobada por el ayuntamiento, con apoyo del alcalde Bill de Blasio.

“Continuaremos luchando por la gente de la ciudad de Nueva York contra una compañía que busca priorizar las ganancias, y coloca al final a las personas y los conductores a los que sirven”, dijo el portavoz de la Alcaldìa, Seth Stein, en un comunicado.

Si incluyera a los choferes en sus nóminas, Uber sería la compañía con mayor cantidad de empleados en toda la ciudad de Nueva York.