Estiman que solo habrá 3,300 presos en NYC para el 2026

Nuevas proyecciones de la Ciudad reducen significativamente la población carcelaria para cuando se cierre Rikers Island
Estiman que solo habrá 3,300 presos en NYC para el 2026
Unos 8,000 es el promedio de presos que hay actualmente en Rikers Island.
Foto: John Moore / Getty Images

En la víspera de la votación en el Concejo Municipal sobre el plan de la Ciudad para cerrar el complejo penitenciario de Rikers Island, este lunes se informó que luego de una revisión realizada por varios oficiales municipales, ahora las proyecciones de la población carcelaria para el 2026 se redujo a 3,300 reos.

Inicialmente las estimaciones realizadas por el alcalde Bill de Blasio y el presidente del Concejo Municipal Corey Johnson, eran que para ese año, cuando se tiene previsto que concluya el proceso de clausura de Rikers, la población carcelaria sería de al menos 4,000 personas. Sin embargo, las nuevas proyecciones ahora indican que se pueden reducir hasta unos 700 internos más.

Con estas nuevas cifras, se espera que el pleno del Concejo vote este miércoles a favor del plan del Alcalde de construir cuatro cárceles pequeñas en diferentes condados, en las cuales serán reubicados esos menos de 4,000 reclusos que habrá en Rikers cuando sea cerrada definitivamente en el 2026.

“El encarcelamiento masivo no comenzó en la ciudad de Nueva York, pero terminará aquí”, dijo el Alcalde, agregando que con la tasa más baja de encarcelamiento de cualquier ciudad importante, “estamos demostrando que no se necesitan hacer detenciones para logar el camino a la seguridad. Nueva York cuenta una historia diferente, una en la que podemos mantener a los padres en casa y a los niños en las escuelas y aún así ser la gran ciudad más segura del país”.

Entre tanto, Johnson recordó que hace solo unos años, “muchos consideraban que la proyección de la Comisión Lippman de una población carcelaria diaria promedio de 5,000 era demasiado optimista. Llegar ahora a 3,300 es un logro extraordinario, y la culminación de años de arduo trabajo para alejarse de las políticas fallidas de encarcelamiento masivo. Seguiremos luchando para reducir aún más este número”.

Estas estimación revisadas marcan la menor población carcelaria en la ciudad de Nueva York en un siglo y se calcula que es la tasa más baja entre las ciudades más grandes del país.

Con estas cifras se permitirá a la Ciudad construir nuevas instalaciones en Manhattan, Brooklyn, Queens y El Bronx apropiadas para un número aún menor de detenidos. Cada instalación ahora anticipará una población diaria promedio de menos de 1,000 personas, menos de la mitad de la población de la instalación más grande que actualmente opera en la Rikers.