Nuevas leyes garantizan un mejor trato para animales en la Gran Manzana

El Alcalde firma un paquete de medidas que entre otras cosas crea la Oficina de Bienestar Animal

Nuevas leyes garantizan un mejor trato para animales en la Gran Manzana
Entre las leyes hay una que prohíbe que los caballos trabajen en días muy calurosos en el verano.
Foto: Twitter//@empele10 / Twitter//@empele10

A partir de este lunes los animales en la ciudad de Nueva York estarán más protegidos gracias a un paquete de leyes firmado por el alcalde Bill de Blasio, que no solo buscan garantizar un mejor trato de las mascotas tradicionales como los perros y gatos, sino que también promueven el bienestar de todos las especies en general, desde los caballos de Central Park, hasta las aves que son usadas para la confección de ‘delicados platillos’.

“Me enorgullece firmar esta legislación que solidifica aún más nuestro compromiso con el trato humano y justo de los animales en toda nuestra ciudad”, dijo De Blasio, agregando que espera “continuar nuestro trabajo con funcionarios electos y comunidades para proteger a los animales y construir sobre el liderazgo de la ciudad de Nueva York en derechos de los animales”.

Las nuevas leyes, además de apoyar específicamente el bienestar de perros, caballos y pájaros, también promueven un trato más humano para todas las especies al instar a que se aumenten los reportes de crueldad de animales, promueven la adopción de mascotas que están en refugios, impulsan la vacunación de perros y gatos contra el ‘kennel cough’, prohíben el tráfico de aves silvestres incluyendo palomas, así como la venta en la ciudad del foie-gras, que se produce con el hígado hipertrofiado de un pato o ganso que ha sido especialmente sobrealimentado.

Y para garantizar que se respeten los derechos de los animales y lograr que vivamos en una ciudad más humana, las nuevas leyes también crearán la Oficina de Bienestar Animal, con un director nombrado por el Alcalde, que se encargará de velar porque la legislación sea cumplida por todos los neoyorquinos.

Otra de las medidas que se incluye en el paquete de leyes, y que desde el principio de su gestión ha sido muy polémica, es el mejorar las condiciones de trabajo para los caballos de transporte, principalmente de la industria que ofrece paseos en el Central Park. Específicamente se prohibirá que sean puestos a trabajar en los días más calientes del verano.

“Este paquete de leyes hace de Nueva York una ciudad mucho más civilizada para los animales. A PETA le complace que el alcalde De Blasio y el Concejo reconozcan que los problemas de derechos de los animales son importantes para los votantes de todas las tendencias políticas “, dijo Dan Matthews, vicepresidente de PETA.

Entre tanto, la concejal Carlina Rivera indicó que las leyes “garantizarán que Nueva York permanezca a la vanguardia en todo el país, como la ciudad con las prácticas más humanas hacia los animales. Ahora que el Alcalde firmó mis proyectos de ley para prohibir los productos avícolas alimentados a la fuerza y el tráfico de aves silvestres, pondremos fin a dos de los peores ejemplos de crueldad animal en nuestra ciudad”.

De esta manera la Gran Manzana es la primera urbe en la nación en tener leyes tan específicas y en designar un funcionario que estará encargado de velar por los derechos de los animales, y quien trabajará directamente con las organizaciones y activistas defensores de los animales para lograr la implementación de políticas más humanas que afecten a los animales.

Otros pasos en favor de los animales:

Además de estas nuevas leyes, la Administración De Blasio ya ha invertido $98 millones en el desarrollo y la renovación de refugios de animales en los cinco condados.

Y gracias al trabajo con el Concejo Municipal y los activistas, la Ciudad ya había fortalecido algunas regulaciones y protecciones en torno al bienestar animal, como en 2017, cuando se prohibió el uso de animales salvajes y exóticos en los circos. En asociación con la ASPCA, la Ciudad estableció el Escuadrón de Investigación de Crueldad Animal del NYPD para investigar exclusivamente casos de abuso y negligencia de animales, e implementó el Registro de Abuso Animal.

Otros logros legislativos incluyen la prohibición de la venta de conejos, así como la venta de perros y gatos, que provienen de granjas de procreación masiva, a lo que se une la legislación que exige que las tiendas de mascotas solo vendan perros esterilizados o castrados.