Demócratas en Nueva York con el desafío de mantener el poder en 2020

Una serie de duelos políticos y electorales llevarán a la reelección o renovación de más de 250 cargos en la Asamblea Estatal, el Congreso y la Presidencia.

Uno de los retos será ampliar la participación electoral.
Uno de los retos será ampliar la participación electoral.
Foto: Gerardo Romo / El Diario

El año que acaba de empezar está marcado por varios hitos que definirán si la tolda demócrata continuará en el podio como la principal fuerza partidista en Nueva York, con un discurso predominantemente pro inmigrante y anti Trump, en un 2020, que ya se asoma en medio de tormentas bien sean políticas o electorales, que definirán si  Donald Trump seguirá siendo el inquilino de la Casa Blanca.

El próximo mes de noviembre 2020, será de elecciones generales, pero eso implicará grandes movimientos partidistas desde los próximos días, tanto en el costado demócrata como el republicano, a nivel estatal. Primero, para garantizar las candidaturas y luego para mantener sus curules, en el caso de los legisladores de Albany y los aspirantes al Congreso.

Antes del 2 de abril, los candidatos a diputados y a la reelección de los cuerpos legislativos estatales, deben iniciar el proceso de recolección de firmas, para postular sus nombres a las elecciones primarias, a celebrarse el 23 de junio.

En la actualidad, la asamblea estatal de Nueva York está conformada por una aplanadora azul de 109 diputados versus 41 rojos. El Senado tiene un predominio de 39 demócratas, frente a 23 republicanos.

El senador demócrata Luis Sepúlveda de origen boricua, asegura que se viene un año interesante que requerirá mucho trabajo, pero no duda que “existe un indetenible espíritu demócrata, en toda la dinámica política neoyorquina”.

“No estamos confiados. Los procesos que están por venir encaran grandes retos de movilización y de estrategia, pero hemos cumplido con nuestras comunidades, al aprobar los paquetes legales que tenían años retenidos, como el Proyecto Luz Verde, que garantiza licencia de conducir para todos, por citar un solo un ejemplo. Y tenemos moral ante las mayorías, para solicitarle el voto”, reiteró el legislador.

Por su parte, fuentes de organizaciones de base del partido republicano, que prefirieron reservar su identidad, aseguran que “el 2020 será de muy malas noticias para los demócratas de Nueva York”.

 “Entre ellos no existe una unidad plena. Existen muchas contradicciones entre las ramas más socialistas de izquierda o progresistas, o como ellos quieran llamarlo. Estamos seguros que los neoyorquinos, sabrán evaluar los riesgos de aprobar leyes, que atentan contra nuestra seguridad”, dijo la fuente, con clara referencia a la legislación que garantiza licencias de conducir a indocumentados, la cual entró en vigencia este diciembre.

Uno de los enemigos a vencer en las próximas citas electorales, será la alta abstención que ha caracterizado a Nueva York, llegando incluso a niveles de más de la mitad de indiferencia por el voto de todos los calificados para sufragar.

En las elecciones generales de 2020 más de 11 millones de neoyorquinos tendrán la opción de renovar o reelegir a sus legisladores y al presidente.

Año de “papas calientes”

A los legisladores de Albany, les toca iniciar el periodo de sesiones en enero con varias “papas calientes”, que no son más que controversiales leyes, cuyas discusiones estarán acompañadas por el fragor del intenso cronograma electoral.

La legalización del uso medicinal de la marihuana, la descriminalización del trabajo sexual, la regulación del confinamiento solitario en las cárceles estatales, la eliminación de los exámenes de ingreso en las escuelas élites y la legislación sobre el alquiler de vientres, son apenas 5 de las propuestas legales que encenderán el nuevo periodo de discusiones en las cámaras estatales.

Por su parte, en las últimas semanas de 2019, el gobernador Andrew Cuomo sacó una de sus cartas principales para el próximo año: la aprobación, en los primeros 100 días de la nueva sesión legislativa, de leyes para combatir la violencia armada y hacer más estricto el control de armas de Nueva York. 

Newyorkers en la carrera presidencial

Aunque los demócratas todavía tienen un largo trecho por recorrer, para seleccionar a su abanderado presidencial, en la amplia escena del debate, dos aspirantes vinculados con Nueva York están en esta contienda interna, con ciertas probabilidades de ser ungidos por los azules.

En una esquina, el ex alcalde de la Gran Manzana, el multimillonario Michael Bloomberg, quien apareció en la escena de los aspirantes hace un par de semanas, pidiendo perdón por las políticas de “para y revisa” , llevadas a cabo durante su administración por la Policía de Nueva York (NYPD), en la otra, el senador Bernie Sander, nacido en Brooklyn, que se autodefine como “socialista demócrata”.

Nueva York: ¿seguirá siendo un bastión anti Trump?

El cambio de residencia del presidente de Estados Unidos, Donald Trump de la Gran Manzana a Florida porque, como él mismo lo reafirmó: “los políticos de allí me han tratado muy mal”, de alguna manera pone en un perfil muy claro la relación del mandatario con Nueva York.

El estado donde Trump nació e inició su imperio no ha favorecido a un candidato a la presidencia republicano desde Ronald Reagan, en 1984. En las pasadas elecciones Hillary Clinton ganó cómodamente en Nueva York, con un abrumador 77% de los votos.

Previo a la contienda electoral, ha sido noticia el enfrentamiento entre el Alcalde de la Gran Manzana, Bill Di Blasio este año con el Presidente, con varias guerras en las red social twitter, por temas vinculados con la Policía de Nueva York.

De igual forma, el gobernador Andrew Cuomo, quien inició su tercer mandato este 2019, ha dado respuestas a las políticas de inmigración del presidente Trump.

“Mientras el gobierno federal mantiene su obsesión por mantener alejados a los inmigrantes, Nueva York se mantiene firme en nuestro apoyo a las comunidades inmigrantes”, ha reiterado Cuomo en varios episodios de confrontación por temas presupuestarios y de anuncios de deportaciones masivas.

Aunque El Diario no tuvo acceso a resultados de encuestas recientes, luego de la tormenta causada por la aprobación por parte de la Cámara de Representantes de un juicio político a Trump, específicamente Nueva York, ha mantenido este año un rechazo al republicano, en un margen que ronda el 65%, de acuerdo con el cruce de varias encuestas.

José Serrano cumplió 29 años como representante federal por el Sur de El Bronx.

 4 claves de la batalla 2020 en El Bronx

  • Por motivos de salud el veterano congresista portorriqueño, José Serrano no buscará la reelección en el distrito correspondiente al sur de El Bronx, el más pobre de Nueva York y del país, con gran presencia de comunidades hispanas.
  • De los 758,424 habitantes de ese distrito del Condado de la Salsa , 500,474 son hispanos y 212,866 son emigrantes de la República Dominicana, además 165.493 boricuas, seguidos por diversas comunidades suramericanas.
  • La población no latina se estima en 257,950.
  • Los candidatos demócratas que aspiran a sustituir a Serrano en el Congreso son: Ydanis Rodríguez (actual concejal de Nueva York de origen dominicano), concejal Ruben Díaz, Melissa Mark-Viverito (ex-expresidente del Concejo Municipal de NY), Michael Blake (Asambleísta Demócrata), el concejal Richie Torres y la joven activista Chirona Newsome.

El voto neoyorquino

  • 19.75 millones es la población general de Nueva York con 29 votos electorales, de acuerdo con los números comicios generales, la expectativa es que haya cambios luego del Censo 2020.
  • 11,5 millones de votantes neoyorquinos estaban registrados para las últimas elecciones generales.
  • 4 posición ocupa el estado de Nueva York con la población más grande hispana.
  • 3.7 millones de hispanos residen en el estado.
  • 1.9 millones pueden votar, lo que les convierte en la cuarta mayor población latina de votantes a nivel nacional.
  • 150 legisladores a la Asamblea Estatal y 63 miembros del Senado elegirá o reelegirá Nueva York en los comicios generales de Noviembre
  • 27 representantes a la Cámara de Representantes del Congreso deberá elegir o reelegir Nueva York, si no hay cambios en la proporción distrital, para el número de estos legisladores.
  • 2 senadores podrán ser escogidos por los neoyorquinos en las elecciones generales 2020.