En visita a Trump, nieta de anciana latina asesinada por indocumentado en Queens criticó ciudades santuarios

Daria Ortiz lloró por su abuela María al dar un discurso en la Casa Blanca
En visita a Trump, nieta de anciana latina asesinada por indocumentado en Queens criticó ciudades santuarios
Daria Ortiz escoltada por Trump
Foto: captura C-SPAN / Cortesía

Daria Ortiz, nieta de María Fuertes, anciana ultrajada y asesinada en Queens (NYC) el mes pasado, habló en la Casa Blanca ayer, criticando la política de “ciudad santuario” de la ciudad de Nueva York.

“Desafortunadamente, mi abuela tuvo que ser un ejemplo de por qué algo así, [estos] crímenes horribles nunca deberían suceder”, dijo Ortiz en el Auditorio del Tribunal del Sur en el Edificio de la Oficina Ejecutiva Eisenhower.

Por el crimen está detenido como sospechoso Reeaz Khan (21), un indocumentado guyanés que se declaró “no culpable”.

El caso se ha convertido en otro punto crítico entre la administración de Donald Trump y los líderes Demócratas de la ciudad de Nueva York sobre sus políticas de santuario. Trump lo citó en el discurso del Estado de la Unión la semana pasada.

Ortiz habló en la Casa Blanca por invitación de Trump durante un evento centrado en la seguridad migratoria, con miembros del sindicato de agentes de la Patrulla Fronteriza.

“La tragedia es que esto podría haberse evitado si no hubiera habido una ley de santuario”, continuó emocionada, luchando por mantener la compostura, según New York Post. “El sistema no solo le falló a nuestra familia, sino que le falló a nuestra ciudad”.

Trump también volvió a criticar a las ciudades santuario y afirmó que Fuertes aún estaría viva si su presunto agresor hubiera sido entregado a los federales después de sus primeros arrestos.

“Pedí que atraparan al criminal, pero fue liberado bajo las leyes de santuario de Nueva York”, dijo el mandatario.

Khan había sido liberado después de un arresto por agresión a pesar de una solicitud de detención de ICE, y luego presuntamente agredió sexualmente y asesinó a Fuertes, resumió New York Post.