Alto tribunal rechaza apelaciones y destrona a dos veteranas Demócratas de NYC: Carmen Arroyo y Rebecca Seawright

La boricua fue la primera hispana elegida para la Asamblea del estado NY
Alto tribunal rechaza apelaciones y destrona a dos veteranas Demócratas de NYC: Carmen Arroyo y Rebecca Seawright
Capitolio de Nueva York en Albany
Foto: Daniel Barry/Getty Images

Carmen Arroyo y Rebecca Seawright, veteranas asambleístas Demócratas de NYC, recibieron reveses ayer en la corte de más jerarquía del estado, decisiones que prácticamente las desplazarían de sus cargos.

Arroyo, veterana asambleísta de El Bronx (Distrito 84) desde 1994, fue acusada de fraude de petición por la oponente Amanda Séptimo, del Partido de las Familias Trabajadoras (WFP). El Tribunal de Apelaciones le dio la razón ayer a la querellante, revocando fallos de instancias inferiores.

“Los tribunales inferiores deberían haber concluido que éste es uno de esos raros casos en los que la petición de designación está tan permeada por el fraude en su conjunto como para pedir su invalidación”, dijeron los jueces, citados por New York Post.

Arroyo, originaria de Puerto Rico, tiene 84 años y fue la primera hispana elegida para la Asamblea del estado NY.

También el alto tribunal rechazó la apelación de la asambleísta Rebecca Seawright, veterana de tres períodos del Upper East Side (Distrito 76), quien fue expulsada de la boleta porque no pudo archivar una portada con su papeleo durante la pandemia del coronavirus. La medida había sido revertida por un juez, pero ahora fue de nuevo revocada.

La salida de Seawright abre el camino a Louis Puliafito, novato candidato Republicano que trabaja como portero residencial en Manhattan.

El Tribunal de Apelaciones, en una decisión de 5 a 2 emitida el jueves, dijo que la pandemia de coronavirus no podía usarse como excusa de las hojas de presentación de archivos para calificar a la boleta electoral.

La campaña de Seawright no pudo presentar a tiempo la portada de la petición de designación para la línea del Partido Demócrata y la hoja de aceptación para aceptar la nominación del WFP.

La campaña de Puliafito aplaudió el fallo. “La ley se aplica a todos los candidatos”, dijo su famoso abogado electoral, Lawrence Mandelker.

Así, un Republicano representaría en Albany a un Distrito abrumadoramente Demócrata, que abarca el Upper East Side, Yorkville y Roosevelt Island.

Pero Seawright prometió que la pelea no ha terminado y tiene la intención de participar como candidata independiente. Algunos expertos dijeron que aún podría ganar si logra entrar en la boleta electoral.

“El Partido Republicano hasta ahora ha forzado una elección al estilo de la Unión Soviética con un único candidato elegido a mano. Continuaremos luchando por el acceso a las boletas para que los votantes puedan elegir este noviembre”, dijo la asambleísta.

En otro escándalo electoral reciente en NYCse supo que un militar veterano muerto era candidato a un cargo en Queens y también su hijo, sin ni siquiera saber que estaba postulado.

La semana pasada, un informe del Contralor  de la ciudad, Scott Stringer, concluyó que la Junta Electoral (BOE) de NYC está plagada de una “mala administración generalizada” que pone en peligro su capacidad de llevar a cabo elecciones justas y precisas.