Aeropuerto LaGuardia inaugura nueva cara: costó $4 mil millones, pero de momento no hay pasajeros

A tiempo para impulsar la reactivación económica regional

Cuomo cortó la cinta el 10 de junio 2020
Cuomo cortó la cinta el 10 de junio 2020
Foto: TIMOTHY A. CLARY / Getty Images

Después de ser considerado por años uno de los peores grandes aeropuertos del país, finalmente LaGuardia se ha modernizado, aunque de momento no hay pasajeros que lo disfruten.

El aeropuerto, que el ex vicepresidente Joe Biden ridiculizó al llamarlo de “tercer mundo”, dará un gran salto este sábado cuando su Terminal Central (B), de 56 años de antigüedad, estrene instalaciones modernas tras una inversión de $4 mil millones de dólares y años de caos vehicular por las obras.

“Será un hito notable para un aeropuerto difamado durante mucho tiempo como lúgubre y decrépito“, resumió The New York Times.

Es básicamente un aeropuerto nacional y sus vuelos directos al exterior sólo incluyen Canadá. Pero aún así, es de los más tráficos en el área triestatal, gracias a su ubicación más conveniente para Queens, El Bronx y Manhattan.

De momento, el coronavirus pandémico ha detenido casi por completo el tráfico aéreo en el mundo.

La cantidad de pasajeros que usan La Guardia y los otros aeropuertos que sirven a la ciudad de Nueva York ha disminuido aproximadamente 95% desde que el virus se extendió por la región. Las aerolíneas han reducido sus vuelos, las atracciones turísticas están cerradas y las empresas han prácticamente eliminado el movimiento laboral.

En ese marco, ayer la apertura se celebró silenciosamente en el reluciente nuevo Terminal B, a la espera de la gloria para la que fue diseñado.

El gobernador Andrew M. Cuomo, quien ha hecho de la reconstrucción de los aeropuertos de NYC una de sus principales misiones, anunció la apertura y cortó una cinta ceremonial con una pequeña comitiva de invitados, todos los cuales llevaban cobertura facial.

Ausentes estaban las multitudes de funcionarios electos e invitados que se han presentado para celebrar los diversos avances y revelaciones en LaGuardia desde que Cuomo anunció hace cinco años que el aeropuerto sería completamente reconstruido.

Pese a las circunstancias, Cuomo estaba claramente complacido, calificando el nueva terminal de “realmente impresionante” y diciendo que era el tipo de proyecto de desarrollo a gran escala que podría impulsar la reapertura de la economía del estado después de meses de cierre.

“Necesitábamos esto hoy”, dijo el gobernador. “Necesitábamos ver a Nueva York ponerse de pie y brillar”.

La remodelación del Terminal B de LaGuardia es parte de una rehabilitación más grande de ese aeropuerto, con una inversión de $8 mil millones de dólares.