Se perdió en la Central de Abastos de la CDMX; 30 años después, pudo reunirse con su familia

Tenía 6 años cuando acompañó a su padre al trabajo; lo perdió de vista, deambuló por las calles, cayó en mano de explotadores infantiles y fue adoptado por una familia de Veracruz, la cual le cambió la vida
Se perdió en la Central de Abastos de la CDMX; 30 años después, pudo reunirse con su familia
Tenía tan solo 6 años cuando se extravió y cayó en manos de una red de explotación infantil.
Foto: Armando Vázquez / Agencia Reforma

Adán Tolentino tenía tan solo 6 años cuando se perdió en la Central de Abastos de la Ciudad de México, conocido por ser el mercado más grande de toda América Latina. Hoy, 30 años después, ha podido reencontrarse con su familia.

Adán se extravió a inicios de la década de 1990, cuando acompañó a su padre a trabajar a la Central de Abastos.

Tras perderlo de vista, comenzó a caminar; encontró a otros niños y en los días posteriores, cayó en manos de una red de explotación infantil, por lo que comenzó a vender chicles en la calle, hasta que una familia originaria de Veracruz lo apoyó y lo hospedó, dándole educación y todo el amor que necesita un menor para convertirse en una persona de bien.

Durante todo este tiempo, Adán vivió en Poza Rica, pero nunca olvidó a su familia, por lo que el pasado 10 de junio se puso en contacto con la Comisión de Búsqueda de Personas del Estado de México (Cobupem) para pedir ayuda para buscarla.

La búsqueda consistente en el análisis de información y cruce de bases de datos con más de 10,000 posibles coincidencias, dio resultados, y el personal de la Comisión logró contactar a una de sus hermanas, quien reconoció la historia de Adán y se pudieron volver a ver.

“Yo me puse a llorar, estoy bien agradecido (por el reencuentro). Sentí ahora sí que volví a nacer, es una alegría muy grande de verdad, me sentía que me faltaba algo”, expresó Tolentino luego de poder abrazar nuevamente a su familia.