Una mujer de California que se negó a usar una mascarilla, está pidiendo la mitad de $100,000 dólares que fueron recaudados para un barista de Starbucks

Lenin Gutiérrez, el barista de Starbucks, planea utilizar el dinero en su educación

Una mujer de California que se negó a usar una mascarilla, está pidiendo la mitad de $100,000 dólares que fueron recaudados para un barista de Starbucks
El uso de mascarillas es obligatorio desde el miércoles 15 de julio en todos los Starbucks del país.
Foto: Justin Sullivan / Getty Images
Guia de Regalos

Una mujer de California que publicó una foto en Facebook y se volvió viral, está reclamando la mitad de los más de $100,000 dólares que fueron recaudados para un barista que se negó a brindarle servicio debido a que no estaba utilizando un cubrebocas.

Todo comenzó el 22 de junio cuando Amber Gilles publicó una foto de Lenin Gutiérrez, un barista de un Starbucks de San Diego. En el pie de foto la mujer escribió: “conoce a Lenin de Starbucks que se negó a atenderme porque no llevaba una mascarilla. La próxima vez esperaré a la policía y traeré una excepción médica”. En San Diego el uso de mascarillas comenzó a ser obligatorio a partir del 1 de mayo y el estado de California agregó el requisito a partir del 18 de junio.

Después de la publicación muchos abogaron por la defensa de Gutiérrez. Al enterarse, Matt Cowan, originario de Irvine, California, inició una campaña de recaudación de fondos en una plataforma después que Karen publicó la fotografía de Lenin. El objetivo inicial era recaudar $1,000 dólares pero fueron reunidos más de $105,445 dólares después que cientos de personas apoyaron al barista.

Lenin dijo en un video que subió el miércoles, que planea usar ese dinero para continuar con su educación y cumplir su sueño de aprender a bailar.

“Gracias por todo el amor y el apoyo. Ha sido tan útil y tan impactante ver el impacto de algo tan grande que sólo ocurrió en unos pocos minutos”, dijo Gutiérrez en el vídeo.

Relacionado: Un hombre perdió su trabajo después de ponerse violento por pedirle usar cubrebocas en un Costco de Florida, el video se hizo viral.

Cuando Gilles se enteró de la cantidad que la plataforma había recaudado, se le ocurrió reclamar la mitad de los recursos debido a que ella publicó la fotografía.

“Fue discriminación y todos están de acuerdo con él y permiten recompensar ese comportamiento”, dijo Gilles al canal de televisión ABC 10 de San Diego.

Gilles comenzó su propia campaña en la plataforma GoFoundMe el 2 de julio a la que tituló “Reparar la difamación del carácter” la cual ha recaudado $525 dólares de un objetivo de $5,000 dólares.

Gilles escribió que había sido atacada por organizaciones liberales, grupos de odio y que había sido silenciada de las plataformas de redes sociales. Explicó que no puede utilizar una mascarilla debido a los efectos que tiene en su cuerpo como falta de aliento, mareo y aceleración de los latidos del corazón. Gilles entregó a la estación de televisión dos documentos que supuestamente autorizan su exención médica. En uno de ellos existe una nota escrita a mano con la firma y el membrete de un quiropráctico de San Diego que dice que Amber tiene condiciones respiratorias subyacentes que le impiden usar una máscara o cualquier tipo de cobertura facial.

Cuando se le preguntó a Gilles por qué un quiropráctico le otorgaba una exención médica relacionada con la respiración, ella respondió “porque se dedican a proporcionar atención y tratamiento personalizado no invasivo. Son verdaderos médicos”.

Gilles agregó que “necesita una disculpa ya que yo he sido la discriminada, soy yo la que está enferma”. La mujer dijo haber conversado con algunos abogados para que acepten su caso y poder obtener la mitad del dinero que le fue donado al barista, sin embargo, dijo que los servicios eran demasiado caros.

En la plataforma Change.org se inició una petición que solicita impedir que Gilles visite cualquiera de los cafés de la cadena de todo el país. Hasta este sábado la petición cuenta con más de 8,400 firmas.

Desde el miércoles el uso de cubrebocas en todos las sucursales de Starbucks es obligatorio. La decisión ha sido adoptada por minoristas como Walmart, Target, CVS, Walgreens y Kroger como una medida de protección a medida que el número de casos de coronavirus se extienden por el país.

–También te podrá interesar: