La familia de Vanessa Guillén le exigirá a Donald Trump el cierre de la base de Fort Hood, en Texas

Parientes de la soldado asesinada en el espacio militar se reunirán el próximo 29 de julio con el presidente de EEUU

La familia de Vanessa Guillén le exigirá a Donald Trump el cierre de la base de Fort Hood, en Texas
El presidente de EEUU, Donald Trump.
Foto: Doug Mills / EFE

La madre de la soldado asesinada en Fort Hood, Vanessa Guillén, dijo en entrevista con Telemundo que le pedirá al presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que cierre la base militar como parte de las medidas para hacerle justicia a su hija.

“Yo y él vamos a hablar. Yo sé que no voy a hacer yo. Dios va a ir conmigo para tocarle su corazón. Que se haga justicia. Que si se hace justicia…que se entregue a los verdaderos responsables y que esa base se cierre”, insistió Gloria Guillén.

“Esos miserables se merecen todo el peso de la ley. No les digo la pena de muerte porque soy cristiana de Dios, creo en Dios. Se merece que se pudran en la cárcel”, sostuvo la progenitora.

Sobre su participación en la despedida a Vanessa, a Gloria se le ha prohibido ver los restos de su hija.

“‘Gloria, no puedes’. ¿Por qué no puedo yo abrir la caja?. ‘Gloria, razona’. Yo necesito abrazarla, verla y tocarla”.

La abuela de la joven y seis tías recibieron visas humanitarias para viajar desde México hasta Houston como parte de los trámites para el sepelio.

Los parientes, originarios de Zacatecas, podrán permanecer en el país por 15 días.

Un ataúd personalizado fue donado a la familia por la empresa Soulshine Industries.

El diseño incluye la bandera mexicana y un balón de fútbol, el deporte favorito de la soldado.

Aunque aún no está establecida la fecha de la ceremonia fúnebre, una de las hermanas de la militar, Mayra, dijo que se realizaría en algún momento entre finales de este mes y principios de agosto.

La reunión de la familia Guillén con Trump está pautada para el 29 de julio, un día antes de la marcha convocada hasta el Capitolio en Washington D.C. para reclamar la aprobación de la ley “I am Vanessa Guillen” contra el acoso y el abuso sexual en las Fuerzas Armadas de Estados Unidos. Antes de ser asesinada el pasado 22 de abril en la armería de Fort Hood a manos del también soldado Aaron David Robinson, Vanessa le había confesado a su madre haber sufrido episodios de acoso en al menos en dos ocasiones por parte de superiores.

Sin embargo, la versión que manejan las autoridades del crimen, apuntan a que Robinson la emprendió a martillazos contra la víctima cuando ésta le reclamó sobre su relación prohibida con Cecily Aguilar, quien se encontraba casada con otro soldado que estuvo destacado en la base.

Robinson se suicidó no muy lejos del fuerte el pasado 1 de julio cuando iba a ser detenido por oficiales investigadores del caso. Aguilar se encuentra encarcelada sin derecho a fianza.

Enfrenta cargos federales de manipulación de evidencia por ayudar a disponer del cuerpo de Vanessa, cuyos restos fueron hallados en varias fosas cerca del río León en el condado Bell.