¿A quiénes el IRS les debe cheque de estímulo de $1,200 cuatro meses después del inicio de envíos bajo ley CARES?

¿Dónde están los cheques?

Imagen de un cheque de estímulo de los que distribuye el Tesoro en conjunto con IRS.
Imagen de un cheque de estímulo de los que distribuye el Tesoro en conjunto con IRS.
Foto: Chip Somodevilla / Getty Images

El Servicio de Rentas Internas (IRS) aún no ha ofrecido datos precisos sobre la cantidad de personas a las que aún les debe el cheque de estímulo económico.

Unos cuatro meses después de iniciado el proceso de distribución dispuesto bajo la ley CARES, millones aún no reciben los pagos.

Los datos de principios de junio suministrados por el IRS indican que habían enviado más de 159 millones de pagos por un total de $267,000 millones de dólares en un periodo de dos meses.

“De los pagos, 120 millones se enviaron a estadounidenses mediante depósito directo, 35 millones por cheque y 4 millones de pagos se realizaron en forma de tarjeta de débito prepagada”, precisó la entidad en un comunicado.

Una de las causas más generales citadas por la oficina para los retrasos en los trámites es la falta de datos de potenciales beneficiarios por ser de bajos ingresos y no estar obligados a presentar declaraciones de impuestos.

En algunos casos, se trata de personas sin hogar que son muy difíciles de ubicar. En otras instancias, se trata de personas que, también por la situación económica, no tienen acceso a internet o poco contacto con medios de prensa y desconocen sobre el tema y cómo completar los procedimientos.

Los resultados de una investigación divulgados en junio por el Centro de Presupuesto y Prioridades de Política (CBPP) indican que las personas no blancas (como afroamericanos e hispanos) tienen mayor probabilidad de no recibir el cheque de estímulo que distribuye el Servicio de Rentas Internas (IRS) desde abril pasado.

Esa población forma parte de la cifra de 12 millones de estadounidenses con menos posibilidades de no recibir la ayuda aprobada en el Congreso.

Otro reporte de Tax Policy Center de julio arrojó que un 74 % de adultos blancos recibieron el dinero, en comparación con el 69 % de adultos negros y el 64 % de hispanos.

El mismo estudio advierte que en caso de que se apruebe un segundo cheque de estímulo, las poblaciones más pobres, que incluyen la de latinos y afroamericanos están más propensas a no recibir el pago.

A los fines de enmendar esa deficiencia y alcanzar a una mayor cantidad de recipientes se habilitó la herramienta “Non-filers” que estará disponible hasta el 15 de octubre.

A mediados de septiembre se supone que el IRS culmine  los envíos de cheques en papel, luego de la fase de pagos mediante depósito directo que empezaron a ser distribuidos a mediados de abril, unas tres semanas después de la aprobación de la ley.

Sin embargo, los inconvenientes no se limitan a beneficiarios de bajos recursos; en otros casos están asociados a errores en los sistemas de la propia agencia, errores matemáticos e información contributiva enmendada.

Por ejemplo, tan reciente como la semana pasada, la oficina recaudadora anunció que estaría enviando dinero atrasado por concepto de dependientes.

Los créditos de $500 por menor aplican a las personas que ingresaron información mediante “Non-filers” antes del 17 de mayo.