Altas pérdidas por restricciones del COVID a restaurantes, pero salones celebran banquetes ilegales en Brooklyn

Las estrictas leyes de la gobernación y la ciudad al parecer no aplican para todos

Altas pérdidas por restricciones del COVID a restaurantes, pero salones celebran banquetes ilegales en Brooklyn
Cambios en el paisaje urbano por la pandemia
Foto: Andrés Correa Guatarasma / Cortesía

Miles de dólares pierde Nueva York diariamente por las restricciones vigentes en el servicio de restaurantes y salones de fiesta debido a la pandemia, generando además un alto desempleo.

Se han aplicado multas a los violadores y hasta retirado licencias de operación, pero las estrictas leyes de la gobernación y la ciudad al parecer no aplican para todos. Al menos tres salones de fiestas en Brooklyn se han mostrado activos los últimos días, entre bodas y banquetes.

Además, se ubican en Borough Park, vecindario donde la semana pasada el alcalde Bill de Blasio anunció un “repunte” en el que 16 personas habían dado positivo por el coronavirus, algunas “vinculadas a una boda reciente -una gran boda, de hecho- en la comunidad”.

New York Post reportó celebraciones en las que participaron unos 200 invitados y trabajadores cada una la noche del lunes 24 en los salones de festejo “Torah Vyirah”, “Ateres Chaya” y “Ohr Hachaim Viznitz”, ubicados a lo largo de un tramo de 10 cuadras de las calles 53 y 54.

Al parecer albergaban bodas judías jasídicas. En “Torah Vyriah”, las ventanas estaban cubiertas con papel para evitar que se mirara hacia adentro, mientras personas con vestimenta formal bajaban de los autos que se detuvieron cerca de una puerta lateral en la calle 54.

En “Ateres Chaya” las ventanas también estaban oscurecidas y los convidados entraban por una puerta en la parte trasera, al lado de un garaje.

Fuera de “Ohr Hachaim Viznitz” se vio gente descargando regalos y se podía escuchar música desde el interior, donde el diario vio a unos 20 hombres y niños bailando, mientras los trabajadores parecían estar limpiando.

Las reuniones sociales de más de 50 personas están prohibidas por las reglas relacionadas con la pandemia, y De Blasio prometió que el Departamento de Salud tomará medidas enérgicas contra los comedores “para hacerles saber que se deben mantener esos estándares”.

En un antecedente similar, en mayo NYPD cerró una escuela con 100 alumnos violando cuarentena en Nueva York, y criticaron al alcalde por un supuesto trato preferencial para la comunidad judía ortodoxa de Brooklyn, algo que él negó categóricamente.