10 alimentos con más vitamina C que las naranjas

Una sola guayaba tiene más vitamina C que una naranja

10 alimentos con más vitamina C que las naranjas
Por cada 100 gramos de guayabas hay 228 mg de vitamina C,
Foto: Shutterstock

Cuando pensamos en alimentos con vitamina C inmediatamente asociamos las naranjas. Sin embargo, hay otras frutas y verduras que también son ricas en este nutriente.

La vitamina C es un antioxidante que ayuda a proteger tus células de los daños causados por los radicales libres. El cuerpo también la necesita para producir colágeno y así cicatrizar las heridas. También contribuye al buen funcionamiento del sistema inmunitario para proteger al cuerpo contra las enfermedades.

Diariamente necesitas 75 mg de vitamina C si eres mujer y 90 mg si eres hombre. Una naranja mediana te aporta 70 mg según los datos de la Oficina de Suplementos Dietéticos.

10 alimentos con más vitamina C que las naranjas:

Kakadu

Kakadu es una ciruela originaria de Australia que tiene el nivel más alto registrado de contenido de vitamina C natural de cualquier planta del mundo, más de 100 veces la cantidad de las naranjas según la Australian Native Food Industry Limited (ANFIL).

Contienen hasta 5300 mg de vitamina C por cada 100 gramos, estas cerezas también aportan vitamina E, luteína (un compuesto que juega un papel importante en salud y bienestar ocular), folato, zinc, magnesio y calcio.

Guayaba

La guayaba contiene mucha agua y pocas calorías, es rica en vitamina A, E, D12 y especialmente en vitamina C. En 100 gramos de guayabas hay 228 mg de vitamina C; una sola guayaba contiene 126 mg de vitamina C, superando los 70 mg que hay en una naranja.

Esta fruta originaria de México también es rica en hierro, cobre, calcio, magnesio, potasio, manganeso y fósforo.

Pimiento Rojo

Foto: Anthony/Pexels

Tan solo media taza de pimiento rojo crudo picado tiene 95 mg de vitamina C; mientras que una taza suma casi tres veces la vitamina C que tiene una naranja.

Los pimientos rojos también tienen un alto contenido en vitamina A, vitamina B6 y betacarotenos.

Kiwi

Foto;Ulrike Leone-Pixabay

Una porción, o dos kiwis medianos proporcionan 128 mg de vitamina C. Incluso la piel de kiwi tiene vitamina C, es una buena fuente de fibra, vitamina E y ácido fólico.

Pimiento verde

pimientos
Foto: Shutterstock

El pimiento verde tiene un poco menos de vitamina C que el pimiento rojo. Aun así su contenido es alto con 120 mg por taza de fruto crudo picado.

Los pimientos verdes tienen muchos antioxidantes saludables, como capsantina, violaxantina, luteína, quercetina y luteolina.

Brócoli

Foto: PxHere

Una taza de brócoli cocido tiene 102 mg de vitamina C. El brócoli y otras crucíferas como la coliflor, las coles de Bruselas y la col rizada son fuentes ricas en vitaminas, minerales y antioxidantes que estimulan el sistema inmunológico y son antiinflamatorios. ¡Además es rico en fibra!

Grosellas negras

Foto:Marisa04/Pixabay

Media taza de grosellas negras contiene 101 mg de vitamina C. Además, al igual que las fresas, las grosellas negras tienen muchos antioxidantes y antocianinas. 

Fresas

Foto: Kristina Paukshtite/ Pexels

Una taza de fresas frescas te aporta 98 mg de vitamina C. Por su contenido en antocianinas (más de 25 diferentes), polifenoles (ácido elágico) y vitamina C, las fresas tienen una gran capacidad antioxidante.

La ingesta alta de antocianinas en las fresas se asocia con un riesgo reducido de infarto. También se ha señalado en investigaciones que las fresas y otras bayas pueden ayudar a prevenir el Parkinson.

Coles de Bruselas

Foto: Pxhere

Una taza de coles de Bruselas cocidas tiene 96 mg de vitamina C. Son bajas en calorías y ricas en fibra y vitamina K.

Kale o col rizada

Foto: AStoKO/Pixabay

La col rizada es muy rica en nutrientes y muy baja en calorías. Una taza de col rizada cruda picada proporciona 80 mg de vitamina C. Destaca por su contenido en vitamina A y vitamina K y además aporta los carotenoides luteína y zeaxantina.

Considera que muchos vegetales pueden disminuir su cantidad de vitamina C al cocinarse o almacenarse por tiempo prolongado. Entre las mejores fuentes de vitamina C están las frutas y verduras que se comen crudas.