Polémica por libertad de hispano que “odiaba mujeres”: violó y mató a dos en Nueva York

Samuel Ayala alegó que estaba traumatizado por sus relaciones con su madre, su hermana y su esposa

Después de 43 años en la cárcel por el homicidio de dos mujeres a las que también violó, la salida en libertad de Samuel Ayala está rodeada de polémicas.

Los crímenes contra Bonnie Minter y su amiga Sheila Watson sucedieron en marzo de 1977 en un hogar en South Salem (condado Westchester, NY). Los hijos de las víctimas lo oyeron todo y encontraron los cuerpos después.

Ayala fue declarado culpable, junto con otro hombre, y sentenciado al máximo permitido en ese entonces: 25 años a cadena perpetua.

Hoy, a los 68 años, Ayala es liberado luego de admitir que cometió esos crímenes porque odiaba a las mujeres, según la transcripción de su audiencia de libertad condicional.

“Yo era un hombre joven. Llegué al punto en que no me gustaban las mujeres por (como) me trataron cuando era un niño pequeño, especialmente por mi madre, cuando tenía 12 años”, dijo Ayala en una audiencia el 20 de julio, según los registros obtenidos por New York Post.

También afirmó que fue “rechazado” por su hermana y “engañado” por su esposa. La Junta de Libertad Condicional del estado NY, designada por el gobernador Andrew Cuomo, le otorgó libertad después de la audiencia, efectiva desde el 3 de septiembre.

Para mayor polémica, una de los dos comisionados de la Junta que falló sobre su liberación, Tana Agostini, está casada con un asesino convicto. El otro miembro que deliberó en este caso fue Michael Corley.

Jason Minter, hijo de una de las víctimas de Ayala, ayer volvió a criticar su liberación: “Ahora no hay nada que puedas hacer en Nueva York para obtener una cadena perpetua. El estado no nos protegió. El estado no protegió la memoria de mi madre. Fuimos víctimas de nuevo”.

Previamente él, que fue testigo del crimen siendo niño, afirmó que nunca se ha sentido seguro desde entonces y se ha vuelto cada vez más paranoico. “Me sorprende que la Junta (de Prisiones) pueda tomar esta decisión”, afirmó.

El ex presidente de la Junta de Libertad Condicional de NY, Bob Dennison, opinó en la misma tónica: “Hay algunos delincuentes, no me importa cuántos años tenga usted o cuántos años cumplió, que nunca deberían salir de la cárcel. Ayala es uno de ellos”.

Dennison afirmó que ésta ha sido una de las peores decisiones de libertad condicional tomadas en la memoria reciente en Nueva York, junto con la de liberar en 2018 a Herman Bell, asesino confeso de dos agentes NYPD. 

Cuomo, quien designa a los miembros de la Junta de Libertad Condicional de 16 miembros, no hizo comentarios de inmediato.