¿Es verdad que el consumo de soja aumenta el riesgo de cáncer?

La Sociedad Americana Contra el Cáncer no aconseja tomar suplementos de soja
¿Es verdad que el consumo de soja aumenta el riesgo de cáncer?
La soja tiene un alto contenido de isoflavonas, que son un tipo de estrógeno vegetal.
Foto: Pxhere

Muchas personas suelen confundirse sobre si la soja es o no saludable. Por un lado hay información que afirma la soja es muy nutritiva y ofrece beneficios para el cuerpo, y por otra parte están los señalamientos de que el consumo de soja puede perjudicar la salud, específicamente aumentar el riesgo de cáncer de mama, problemas de tiroides y demencia.

La soja es muy nutritiva. Es una buena fuente de proteínas completas, hierro, calcio y también contiene una alta concentración de isoflavonas.

Las isoflavonas son un tipo de estrógeno vegetal (fitoestrógeno) que tiene una función similar al estrógeno humano pero con efectos mucho más débiles. Es justo por su contenido en isoflavonas que surgen las dudas ante posibles efectos negativos.

¿Puede o no la soja aumentar el riego de causar cáncer de mama?

En algunos estudios en animales, los roedores que fueron expuestos a dosis altas de isoflavonas mostraron un riesgo más alto de cáncer de seno. Sin embargo, los roedores procesan la soya de manera diferente a las personas y no se han observado los mismos resultados en las personas.

La American Cancer Society señala que los alimentos a base de soya son saludables y seguros. Las evidencias no indican que exista algún peligro para las personas resultante de comer soya.

Explica que “en estudios con humanos, el estrógeno de la soya parece no tener efecto en absoluto… Es posible que esto se deba a que las isoflavonas pueden en realidad bloquear a los estrógenos naturales más potentes en la sangre.

La organización también comparte que cada vez hay más evidencia de que comer alimentos tradicionales a base de soya como tofu, tempeh, edamame, miso y leche de soya puede reducir el riesgo de cáncer de seno, especialmente en las mujeres asiáticas (población con un consumo más elevado de soja de por vida).

¿La soja afecta la memoria?

Sobre los efectos de las isoflavonas en la memoria, los ensayos han arrojado resultados contradictorios, algunos muestran un beneficio con la suplementación con isoflavonas de soja y otros no muestran ningún beneficio.

En estudio en 3700 hombres las ingestas más altas de tofu (consumido casi a diario) en la mediana edad se asociaron significativamente con un mayor deterioro cognitivo en comparación con los hombres con consumo de tofu más bajo. El número de hombres que consumían cantidades muy altas de tofu era pequeño y la información dietética se recopiló basándose en la memoria de los participantes, por lo que investigadores afirman que los hallazgos son demasiado preliminares para hacer recomendaciones.

¿Qué pasa con la tiroides?

Ensayos revelan que pacientes con hipotiroidismo subclínico podrían aumentar el riesgo de desarrollar hipotiroidismo clínico ante un alto consumo de fitoestrógenos en la soja, no hay tal efecto en quienes consumen bajas cantidades.

Entre los beneficios que presentaron quienes recibieron una alta cantidad de fitoestrógenos, esta la reducción de los factores de riesgo cardiovascular, reducción de resistencia a la insulina, de inflamación y de la presión arterial.

El consumo de soya es saludable. En cuanto a los suplementos de soja, por sus concentraciones mucho más altas de isoflavonas que los alimentos no se aconseja tomarlos, hasta que se realicen más investigaciones al respeto, sugiere la doctora en ciencias Marji McCullough, directora estratégica de epidemiología nutricional para la Sociedad Americana Contra el Cáncer.

Te puede interesar: