5 mitos sobre la vitamina C: en realidad no te ayuda a prevenir la gripe

No se le va la vitamina C rápidamente al jugo ni la naranja es la mayor fuente

El jugo de naranja no pierde la vitamina C en pocos minutos.
El jugo de naranja no pierde la vitamina C en pocos minutos.
Foto: rawpixel.com / Pxhere

La vitamina C es muy importante para la salud, para el control de infecciones y la curación de heridas. Es un poderoso antioxidante que puede ayudar a proteger las células de los radicales libres dañinos. Es beneficiosa pero no todo lo que se dice de ella es cierto.

Esta vitamina es uno de los nutrientes que contribuyen al buen funcionamiento del sistema inmunitario. El cuerpo también necesita vitamina C para producir colágeno, proteína necesaria cicatrización de las heridas. Además ayuda a mejorar la absorción del hierro (no hemo) presente en los alimentos de origen vegetal.

Ahora abordaremos las ideas populares sobre la vitamina que son mito:

1. Ayuda a prevenir los resfriados y la gripe. Falso

gripe vitamina C
Foto: Shutterstock

Contrario a los dichos comunes, tomar vitamina C no previene los resfriados en la población general y sólo reduce su duración levemente.

“Las revisiones de varios estudios muestran que las megadosis (más de 500 mg diarios) de vitamina C suplementaria no tienen un efecto significativo sobre el resfriado común”, publica la Escuela de Salud Pública de Harvard (HSPH).

Tomar vitamina C sólo cuando se comienza a sentir los síntomas de resfriado no hará que tu resfriado dure menos tiempo ni que sea menos grave el resfriado, asegura el Centro Nacional de Salud Complementaria e Integradora.

2. Es mejor adquirir la vitamina de los suplementos que de los alimentos. Falso

Suplementos ricos en vitamina C.
Foto: Shutterstock

Hay beneficios que tiene adquirir la vitamina C de los alimentos que probablemente no recibas de los suplementos. Además, las dosis recomendadas diarias (75 mg mujeres – 90mg hombres) son fácilmente adquiribles, tomando en cuenta que tan solo media taza de pimiento rojo crudo picado tiene 95 mg.

Es posible que quienes consumen gran cantidad de vitamina C al comer frutas y verduras corran menos riesgo de tener varios tipos de cáncer, como cáncer de pulmón, seno y colon. Sin embargo, al parecer, tomar suplementos dietéticos de vitamina C, con o sin otros antioxidantes, no ayuda a prevenir el cáncer publica la Oficina de Suplementos Dietéticos de NIH.

Los alimentos contienen vitaminas, minerales, fibras dietéticas y otras sustancias beneficiosas para la salud.

3. Las naranjas son la mayor fuente natural de vitamina C. Falso

guayaba
Por cada 100 gramos de guayabas hay 228 mg de vitamina C,

Cuando hablamos de fuentes de vitamina C de inmediato pensamos en naranjas. Sin embargo, hay varias frutas y verduras que son aún más ricas en este nutriente, como la guayaba, el pimiento rojo o el brócoli.

Una naranja mediana te aporta 70 mg de vitamina C; mientras que en 100 gramos de guayabas hay 228 mg de vitamina C; una sola guayaba contiene 126 mg de vitamina C, superando los 70 mg que hay en una naranja.

4. Exceso de vitamina C es saludable. Falso

Foto: Shutterstock

El límite máximo de vitamina C sugerido son 2000 mg por día. Una cantidad difícil de exceder con alimentos, pero que puede ingerirse por una sobredosis de suplementos.  El consumo de vitamina C en concentraciones demasiado elevadas puede causar diarrea, náuseas y cólicos estomacales.

Generalmente megadosis de vitamina C no son tóxicas en adultos sanos. Cualquier exceso sale en la orina, según la HSPH. Pero ingestas superiores a 3000 mg al día, pueden afectar a personas enfermas, causando:

  • Aumento de la formación de cálculos renales en personas con enfermedad renal existente o antecedentes de cálculos.
  • Aumento de los niveles de ácido úrico (un factor de riesgo de gota).
  • Aumento de absorción y sobrecarga de hierro en personas con hemocromatosis, una enfermedad hereditaria que provoca un exceso de hierro en la sangre.

5. Al jugo de naranja “se le va la vitamina C” al poco tiempo. Falso

Jugo de mandarina.
Foto: Seksak Kerdkanno/ Pixabay

No tienes que tomar el jugo rápidamente. La vitamina C se conserva en la bebida hasta 12 horas, aunque el sabor puede volverse más amargo. Para que la vitamina se reduzca habría que calentar el jugo a 120 ºC.

Aunque la vitamina C se oxida con rapidez si se deja el jugo de naranja a temperatura ambiente, sigue teniendo las mismas propiedades de la vitamina C.