6 snacks cotidianos que te hacen subir de peso

Un alto consumo de snacks comerciales, es una de las principales causas del aumento descontrolado de peso y diversas enfermedades degenerativas

6 snacks cotidianos que te hacen subir de peso
Descubre las colaciones de consumo cotidiano que son un enemigo para un sano peso corporal, lo cual se relaciona con su alto contenido en grasas, azúcares y sodio.
Foto: Pixabay

Cuando iniciamos el camino para perder peso y conservarlo, es bien sabido que la fórmula infalible radica en la dieta y movernos más. Si bien una rutina sistemática de entrenamiento físico es indispensable, los resultados no serán relevantes si no se realizan ciertos ajustes en la alimentación. 

Hoy en día la actual tendencia de nutrición y salud, se enfoca en el consumo de alimentos integrales y naturales que se distinguen por sus propiedades terapéuticas. Con base en ello uno de los principales enemigos de salud es la ingesta de alimentos procesados, los cuales en su mayoría se distinguen por su alto contenido calórico y nulo aporte nutricional.

Si bien este tipo de comidas comerciales se destacan por su alto contenido en grasas saturadas, azúcares, harinas refinadas, conservadores y sodio, de manera particular llama la atención el alto consumo de snacks industriales, sus efectos sobre la salud y peso corporal. Descubre cuáles son los más consumidos y contraproducentes. 

1. Papas fritas

Es evidente que las papas fritas son una botana calórica y grasosa, también son altamente adictivas es un hecho que no podemos consumir solo una. Adicionalmente se cuenta con un estudio realizado por la Universidad de Harvard encontró que las personas que consumen papas fritas como parte de su dieta aumentan más de peso cada año. Es por ello su ingesta recurrente se relaciona directamente con el sobrepeso, también afectan la salud cardiovascular y la presión arterial, derivado de su alto contenido en sodio y grasas saturadas. Una buena alternativa es optar por el consumo de este tipo de frituras deshidratadas, como las versiones de camote y remolacha.

Papas fritas
Papas fritas. /Foto: Pixabay

2. Chocolate en barra

Lo primero que debemos aclarar es que un pequeño trozo de chocolate puro es decir negro, con más del 70% de su composición de cacao puro y sin azúcar, es un hábito realmente bueno para la salud. Según un estudio publicado en Heart se comprueban los beneficios de la ingesta de 3.5 gramos de chocolate amargo al día, se relaciona con extraordinarios beneficios para mejorar la salud cardíaca e inclusive con perder peso. Sin embargo no podemos consumir cualquier chocolate y es importante tener especial cuidado con las barras de chocolate con leche comerciales, ya que son muy ricos en calorías y azúcares. De hecho se cuenta con un estudio publicado en American Journal of Clinical Nutrition en el cual se encontró el alimento asociado con la densidad energética más alta, y que más se relaciona con el aumento de peso, son las barras de chocolate

chocolate
Chocolate en barra. /Foto: Shutterstock

3. Yogurt parfairts

Es importante señalar que el yogurt es considerado un producto lácteo realmente benéfico para la salud, en sus versiones naturales y orgánicas es una grandiosa fuente de proteínas de alto valor biológico y su contenido en probióticos beneficia significativamente la salud intestinal y el funcionamiento del sistema inmune. Sin embargo los yogurts comerciales tipo parfait, no son nada saludables y la principal razón es que se trata de productos prefabricados muy ricos en azúcar. Toda el azúcar que contiene este tipo de yogurt, sumado a la de la granola y el uso de mermeladas, puede promover la presencia de bacterias intestinales no saludables, inflamación, digestiones pesadas, problemas de concentración y por supuesto aumento de peso.

yogur
Yogurt parfaits./Foto: Shutterstock

4. Pretzels

A simple vista ante cualquier antojo de botana salada los pretzels podrían parecer una mejor alternativa, que las papas fritas. Sin embargo es hora de abrir los ojos y saber que resultan igualmente nocivos para el peso corporal, son ricos en grasas saturadas y contienen mucho sodio. Según un estudio publicado en el Journal of Nutrition, los alimentos salados contribuyen directamente en el aumento de peso en agua, es decir la retención de líquidos o edema y el efecto de un alto consumo de sal en realidad confunde los procesos biológicos relacionados con la saciedad. Esto quiere decir que las botanas saladas se relacionan directamente con comer más y a largo plazo son una causa directa del sobrepeso. 

Pretzel
Pretzels. /Foto: Pixabay

5. Cóctel de frutas en conserva

En diversas cafeterías es muy fácil encontrar esas pequeñas copas de cóctel de fruta y para los días con prisa en los cuales queremos comer un refrigerio saludable y fresco, podrían resultan la alternativa accesible y nutritiva. Sin embargo estos cócteles de fruta variada son un bocadillo muy engañoso, ya que no son elaborados con fruta fresca; a menudo se utilizan diversas variantes de fruta enlatada que se conserva en jarabes de maíz espesos y son simplemente bombas de azúcares añadidos. Contienen muchas calorías, que suelen irse directamente al abdomen y la cintura, es por ello que la mejor opción siempre será la fruta fresca y de temporada. 

Frutas en conserva
Frutas en conserva. /Foto: Pixabay

6. Barras de granola

Las barras de granola son uno de los snacks más consumidos y que normalmente se catalogan como saludables, sin embargo al ser elaborados comercialmente suelen contener cereales refinados y mucha azúcar. También en muchas ocasiones contienen versiones de chocolate de leche rico en grasas saturadas y más azúcar, lo cierto es que las versiones industriales de estas barritas contienen bajos niveles de proteína y fibra.

Barras energéticas.
Barras de granola. /Foto: Amazon