6 alimentos que contienen casi cero calorías, ideales para saciar el hambre y perder peso

Integrar como parte fundamental de la alimentación diaria el consumo de alimentos bajos en calorías, acelera el metabolismo, mejora la digestión y promueve la depuración

6 alimentos que contienen casi cero calorías, ideales para saciar el hambre y perder peso
Conoce los alimentos más ligeros son un gran aliado para promover la pérdida de peso y desinflamar el organismo.
Foto: Shutterstock

Así como existen alimentos sumamente calóricos y que se relacionan directamente con el sobrepeso y diversas enfermedades crónicas, y de los cuales es de suma importancia evitar su ingesta. También tenemos la fortuna de tener a la mano extraordinarias alternativas de alimentos que se caracteriza por su bajo aporte en calorías, por su composición sumamente ligera y nutritiva se vuelven irrelevantes las cantidades que consumamos.

Lo mejor de todo es el efecto que causan estos alimentos, el cuerpo usa energía para digerirlos y al ser tan bajos en calorías, el resultado final es un aporte de casi cero calorías netas; es decir que el cuerpo utiliza energía para digerirlos. Es por ello que estos alimentos no solo son muy nutritivos, proporcionan escasas calorías de calidad que el organismo termina utilizando para el descanso, la actividad física y la digestión.

También para aquellas personas que están intentando disminuir la ingesta total de calorías por día, el consumo de estos alimentos bajos en calorías como es el caso de ciertas frutas y verduras. Conoce la lista de las 6 opciones más recomendadas por nutriólogos y que no pueden faltar en la dieta diaria.

1. Manzanas

Bien lo dice el dicho “una manzana al día del médico te librará.” Se trata de una de las frutas más nutritivas y populares en Estados Unidos. Según información revelada por la USDA, una taza de 125 gramos de manzana aporta únicamente 57 calorías y 3 gramos de fibra dietética. Teniendo en cuenta que el cuerpo tiene que quemar energía para digerir las manzanas, la cantidad neta de calorías que proporciona esta fruta es probablemente mucho menor. A la vez las manzanas son ricas en fibra soluble e insoluble, contiene flavonoides y polifenoles por lo que es rica en antioxidantes, en vitaminas del grupo B (B1, B2 y B6), vitamina C, fósforo, potasio y calcio. Su consumo beneficia al sistema digestivo, acelera el tránsito intestinal, combate la inflamación y promueve la eliminación de desechos. 

Manzana. /Foto: Pixabay

2. Arúgula

Gran parte de los beneficios nutricionales que aporta la arúgula se relacionan con sus raíces pertenecientes a la familia crucífera, entre los que se destacan los beneficios antioxidantes de los glucosinolatos y el poder desintoxicante de sus enzimas. Se trata de una magnífica fuente de fibra, vitaminas A, C (que refuerzan al sistema inmunológico), llama de manera especial su alto aporte en vitamina K (fundamental para fortalecer los huesos). También es rica en folatos, calcio, hierro, magnesio, fósforo, potasio, y manganeso. Es un vegetal de hoja verde que se caracteriza por su alto contenido en flavonoides, que se asocian con grandes beneficios para regular el colesterol, regula la presión sanguínea, incrementa el flujo de la sangre, reduce inflamación y mejora el funcionamiento de los vasos sanguíneos. Media taza (10 gramos) de arúgula, aporta solo tres calorías.

Arúgula
Ensalada de arúgula. /Foto: Pixabay

3. Espárragos

Los espárragos son deliciosos, crujientes y muy versátiles, son el tallo principal de una planta llamada Aspargus Officinalis, pertenecen a la familia de los puerros, las cebollas y los cebollines, aunque no se parezcan en cuanto a forma o sabor. Si bien son muy ricos en vitaminas y minerales, su bondad más popular se relaciona con su gran poder diurético que facilita la eliminación de líquidos, toxinas y desechos retenidos. Gran parte de sus cualidades detox se relacionan con su contenido en una sustancia llamada asparaguina que promueve la producción de orina. A la vez gracias a su contenido en antocianinas son un gran aliado en la prevención de enfermedades cardíacas. Son muy ricos en fibra y previenen el estreñimiento, mejoran el funcionamiento cognitivo y potencian la pérdida de peso. Una taza (134 gramos) de espárragos contiene 27 calorías.  

Espárragos./Foto: Unsplash

4. Remolacha

La raíz de remolacha se caracteriza por su inmenso potencial nutricional y terapéutico que se relaciona con su inigualable composición, portadora de una pulpa densa, muy suculenta, de color rojo oscuro o morado. Se caracteriza por su alto aporte en ácido fólico, vitamina C, del grupo B, fósforo, potasio, magnesio, hierro y yodo.  Es famosa por sus beneficios para reducir los altos niveles de presión arterial, protege la salud ocular, protege la salud cardíaca, reduce los altos niveles de colesterol y tiene un efecto laxante natural que beneficia la pérdida de peso. Es muy versátil ideal para hacer jugos, batidos, sopas, ensaladas y guisados. Una taza de 136 gramos de remolacha aporta 59 calorías y el 13% del valor diario de potasio. 

Remolacha. /Crédito: Pxhere

5. Brócoli

El brócoli es considerado uno de los vegetales más saludables del planeta, pertenece a la familia de las crucíferas y es muy valorado por su alto contenido en vitamina C, E, ácido fólico, provitamina A, hierro, calcio, magnesio, zinc, magnesio, sodio, potasio, fósforo y es muy rico en fibra. Es considerado un gran aliado contra la anemia, deficiencias nutricionales, protege al corazón, depura al organismo, fortalece a los huesos, la piel y previene el estreñimiento. Una taza (91 gramos) de brócoli aporta solo 31 calorías y más del 100% de la cantidad de vitamina C recomendado por día.

Brócoli. /Foto: Pexels

6. Caldo de huesos

En los últimos meses todos hablan de el poder sanador del caldo de huesos, es por ello que se ha vuelto una poderosa herramienta nutricional en la actual tendencia de nutrición y salud. Esos caldos son muy rucos en proteínas de alto valor biológico, aportan numerosos minerales, son hidratantes y muy bajos en calorías, ideales para perder peso. A la vez gracias a su contenido en  sulfatos de glucosamina, condroitina y otros compuestos procedentes de los cartílagos, capaces de reducir el dolor que provoca la artritis, es decir, la inflamación de las articulaciones de los huesos. Mejora la digestión, favorece la desintoxicación y la pérdida de peso. Una taza o alrededor de 240 ml, por lo general contiene de 7 a 12 calorías. 

Caldo de huesos. /Foto: Pixabay