4 estrategias de alimentación para estimular el metabolismo y perder peso mucho más rápido

Integrar estos deliciosos y poderosos alimentos en tu dieta diaria, es el complemento perfecto para estimular al metabolismo, quemar grasas y alcanzar el peso ideal

4 estrategias de alimentación para estimular el metabolismo y perder peso mucho más rápido
Las mejores recomendaciones alimenticias para perder peso, potenciar la nutrición y mejorar la salud. Son alimentos ricos en vitaminas, minerales, antioxidantes y fibra.
Foto: Imagen de RitaE en Pixabay / Pixabay

Es bien sabido que uno de los conceptos más importantes cuando se trata de perder peso, es el metabolismo. Aunque en realidad es un mecanismo complejo que en principio está determinado en gran parte por factores que salen de nuestro control, incluida la genética.

El metabolismo se refiere a todos los procesos físicos y químicos del cuerpo, que convierten y usan energía, tales como la respiración, la circulación sanguínea, la regulación de la temperatura corporal, la contracción muscular, la digestión de alimentos y nutrientes, la eliminación de los desechos a través de la orina y de las heces y el funcionamiento del cerebro y los nervios. Lo cierto es que a través del tipo de alimentos que consumimos es posible acelerar el metabolismo, de tal manera que no sólo se volverá un proceso más eficiente, se volverá más saludable y gracias a ello promueven la quema de calorías a otro nivel.

4 estrategias de alimentación para potenciar el metabolismo: 

1. Come comidas ricas en proteínas

Es bien sabido que uno de los elementos más importantes para perder peso, radica en un óptimo consumo de proteínas, no en vano en los últimos años todos hablan de los beneficios que se relacionan con la dieta cetogénica y paleo. La razón es bastante simple: el cuerpo gasta más energía en digerir alimentos ricos en proteínas, que en carbohidratos o grasas. De tal manera que optar por una dieta con un alto consumo en proteínas, requiere que el cuerpo gaste más energía y este proceso hace que se quemen más calorías. Otra de las grandes ventajas de incluir este importante macronutriente en las comidas principales, es que hace que aumente la tasa metabólica en reposo (RMR). Por otra parte y no menos importante las comidas ricas en proteínas, aumentan la saciedad de tal manera que es de gran ayuda para controlar la ansiedad por comer y evitar comer en exceso. Es importante incluir fuentes de proteínas de alto valor biológico y espaciar su consumo a lo largo del día, tal es el caso de alimentos como: pollo, pescado, carnes magras, requesón, huevo, yogurt griego, legumbres y frutos secos. 

Salmón en costra de nuez. /Foto: Agencia Reforma

2. Consume alimentos integrales

Los alimentos integrales son el futuro de la alimentación, en principio porque se trata de productos naturales que carecen de procesamiento y gracias a ello aportan diferentes beneficios para la salud. Debido a su composición y en principio a su alto contenido en fibra, exigen mayores niveles de energía para realizar la digestión. Los encontrarás en productos como las frutas, verduras y los cereales integrales, adicionalmente se caracterizan por su bajo aporte en calorías y son de las mejores fuentes de vitaminas, minerales y antioxidantes. Por supuesto que su inigualable contenido en fibra los hace un extraordinario aliado para promover la pérdida de peso, mejoran la digestión, promueven la buena salud intestinal y cardíaca. Lo mejor de todo es que son generosos y accesibles, es importante integrar en la dieta las alternativas más ricas en fibra, como es el caso de: quinoa, avena, arroz y pasta integral, frutas cítricas, frambuesas, pera, manzana, fresas, zanahorias, brócoli, coles de Bruselas, patatas y más.

quinoa
Ensalada de quinoa./Foto: Shutterstock

3. Las bebidas que no pueden faltar

Aunque no lo creas lo que bebes a lo largo del día, es de gran ayuda para quemar calorías. De manera específica la ciencia recomienda el consumo de tres bebidas para acelerar el metabolismo y perder peso mucho más rápido: agua helada, té verde y café. Adicionalmente es de vital importancia evitar el consumo de bebidas azucaradas y limitar a ocasiones especiales el alcohol.

  • Agua helada: Es obvio que beber mucha agua es fundamental para estimular la pérdida de peso y al metabolismo. El agua ayuda a aumentar la quema de calorías a través de la termogénesis, o el proceso de calentar el cuerpo. De tal manera que la termogénesis potencia la quema de calorías, por lo tanto beber más agua fría puede aumentar el metabolismo y la tasa de quema de grasa.
  • Té verde: Es considerado una de las bebidas más saludables del planeta, es oro líquido para la salud y esto se relaciona con su contenido en compuestos orgánicos, antioxidantes y también la teína que ayuda activamente al cuerpo a quemar calorías, grasas, acelerar el metabolismo y por lo tanto es de gran ayuda para adelgazar. También es el complemento perfecto para promover la buena digestión y la eliminación de toxinas líquidos y desechos retenidos en el organismo.
  • Café: Es una gran noticia saber que el inigualable café de todas las mañanas, es de gran ayuda para el metabolismo y todo se debe a que se asocia con un inmenso contenido en antioxidantes y a la cafeína que actúa directamente sobre el metabolismo y la quema de calorías. También es considerado una bebida de gran potencial diurético, de tal manera que ayuda a eliminar todo lo que el organismo no necesita. Opta por las variantes orgánicas y evita excederte de la dosis diaria recomendada por especialistas que es de 400 mg de cafeína por día. 
té verde
Té verde. /Foto: Shutterstock

4. Descubre los beneficios de la comida picante

En los últimos años han salido a la luz diferentes estudios y trabajos de investigación que avalan los beneficios de la capsaicina (uno de los antioxidantes más terapéuticos que contienen los chiles), para aumentar la tasa metabólica del cuerpo. También sugieren que la capsaicina puede estimular los químicos del cerebro de una manera que ayuda a que las personas se sientan satisfechas y coman mucho menos.  A la vez es un gran aliado al cocinar, ya su determinado sabor hace que usemos menos grasas como la crema, leche y mantequilla. Lo mejor de todo es que su consumo también promueve el buen estado de ánimo.

Pollo picante. /Foto: Shutterstock