¿Qué pasó con el “paquete de estímulo tremendo” que anunció Trump antes de las elecciones?

Todo indica que se trató de una promesa política más...

¿Qué pasó con el “paquete de estímulo tremendo” que anunció Trump antes de las elecciones?
El presidente saliente Donald Trump sufrió la COVID-19 antes de las elecciones.
Foto: Win McNamee / Getty Images

Desde su derrota en las elecciones, al presidente saliente Donald Trump no se le escucha mencionar el “tremendo” paquete de estímulo sobre el que vociferó en una conferencia de prensa el 30 de octubre.

Los reportes de prensa anticipan que cualquier posibilidad de que esto ocurra es ahora aún menos probable ya que el republicano se encuentra inmerso en una batalla legal y en redes sociales para tratar de probar sus alegaciones de fraude electoral y evitar una transición ordenada de su rival demócrata Joe Biden a la presidencia de Estados Unidos.

“Nosotros tendremos un paquete de estímulo tremendo después de la elección. Y yo pienso que nosotros vamos a retomar la Cámara. Creo que vamos a ir muy bien en Senado, un poquito más complicado, francamente. Y yo pienso que vamos a tener una elección presidencial fantástica, porque nadie ha hecho más que esta administración en los primeros tres años y medio”, argumentó el presidente en una conferencia en el exterior de la Casa Blanca.

Las declaraciones de Trump sonaban a promesa electoral a tres días de la fecha oficial de los comicios; y los hechos, al momento, no han demostrado lo contrario.

Ni por Twitter, ni en conferencias de prensa ni en entrevistas particulares, el magnate se ha expresado  sobre la posibilidad de nueva legislación que incluya una segunda ronda de cheques de estímulo.

Tampoco sus asesores se han expresado al respecto en los últimos días.

Como cuestión de hecho, la Cámara de Representantes se proyecta bajo el control de los demócratas y no de los republicanos, aunque el Senado aún está en disputa con la cerrada contienda por los escaños en Georgia.

Antes de las elecciones, Trump dedicó gran parte de su discurso a manifestar su intención de firmar una medida que permita el envío de nuevos pagos directos a individuos y familias. Incluso, el mandatario lanzó la cifra de $1.8 billones de dólares como el monto que apoyaba en medio del tranque en las negociaciones con la portavoz de la mayoría en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y portavoces de la Casa Blanca.

Hoy, las condiciones parecen estar más lejos que nunca para alcanzar un acuerdo bipartidista que lleve a la aprobación de un nuevo paquete de estímulo antes de fin de año.

Líderes demócratas inmersos en el proceso de redacción de la propuesta de estímulo de esa colectividad como el representante Frank Pallone Jr. no le ven mucho futuro a las conversaciones dado el clima tenso postelectoral.

“Es solo un fracaso en hacer su trabajo y gobernar porque están tan enfocados en tratar de minar esta elección”, dijo a NJ.com Pallone, presidente del Comité de Energía y Comercio de la Cámara. “Yo sí creo que obstaculiza los esfuerzos para aprobar la ley. Es indicativo de que ellos no se están enfocando en legislación para lidiar con la crisis de COVID”, puntualizó.

Por su parte, el senador demócrata Robert Menéndez consideró que el foco en la elección presidencial distrae la atención de todo lo demás.

“Todo el oxígeno en el salón está siendo consumido”, dijo Menéndez. “Tienes un presidente de Estados Unidos ocupado conjurando falsedades en lugar de convocar sesiones para ver cómo podemos manejar la segunda ola de COVID”, agregó.