Restaurantes en NYC temen no poder sobrevivir por el nuevo ‘toque de queda’ nocturno por el COVID-19

El repunte casos obligó a imponer más límites de horarios a estos establecimientos,y eso resultó en una muy mala noticia para una industria que hace grandes esfuerzos por mantenerse a flote

Restaurantes en NYC temen no poder sobrevivir por el nuevo ‘toque de queda’ nocturno por el COVID-19
Miguel Hernández, del restaurante Fusion, cree que las nuevas regles golpearán muy fuerte su negocio.
Foto: Fernando Martínez / Impremedia

Apenas el mexicano Miguel Hernández, gerente del restaurante Fusion que ofrece platillos peruanos y mexicanos en la avenida 10 de Manhattan, se enteró que por las nuevas restricciones impuestas por el alza de casos de COVID-19 deberá cumplir a partir de este viernes con el ‘toque de queda’ nocturno, que le obligará cerrar su local a las 10 p.m., apeló a su calculadora y los números le ‘dijeron’ nuevamente que los planes de recuperación de ese emprendimiento gastronómico deberán esperar.

Entendemos que es por la salud de todos. Pero aquí en Nueva York la gente sale a cenar tarde. En este sector esta hora de 9 a 10 de la noche suele ser muy buena, especialmente los fines de semanas. Ahora cuando apenas nos estamos tratando de estabilizar debes enfrentar más limitaciones. No nos queda otra que apostar a ofrecer un buen servicio y adaptarnos”, compartió Miguel.

Al igual que miles de restaurantes de la Gran Manzana, el restaurant Fusion hizo inversiones para adaptarse a las reglas de distanciamiento social y servicio en el área exterior, luego de meses de cierre al público.

Apenas desde el 30 de septiembre a estos establecimientos se les autorizó recibir comensales en el interior a un 25% de su capacidad. Casi cinco semanas después, deben atender nuestras restricciones.

“Hay facturas que no pueden esperar. Este ha sido un año muy duro para todos estos negocios. Nosotros seguiremos trabajando con entusiasmo, pero así es muy difícil”, reiteró el mexicano con 20 años en la industria de los restaurantes en Nueva York.

El Restaurant Fusión en Manhattan como miles en la ciudad hizo adecuaciones en el exterior para recibir más clientes. (Foto: F. Martínez)

Pagan los “platos rotos”

En un momento angustiante, en que las autoridades de la Ciudad monitorean un alza en la tasa promedio de contagios de coronavirus que se ha elevado en los últimos siete días a 2.60% y este miércoles se confirmaron 870 nuevos casos, como explicó el alcalde Bill de Blasio, estos números seguiran obligando a “ir tomando todos los días medidas dolorosas”.

A juicio del ecuatoriano Luis Romero, de 28 años y quien trabaja como bartender de una trattoria italiana en Hell’s Kitchen, en Manhattan, a estos negocios siempre le toca el lado más duro por el control de la pandemia.

“Estaban supuestos a partir de noviembre a autorizar el 50% en el servicio adentro. Y ahora más bien ponen más restricciones. Mis patrones hicieron inversiones en lámparas de calor y adecuaciones adentro para que los clientes estuvieran más cómodos. Todo para mover el negocio. No te extrañe que si el virus sigue así, van a cerrar todo de nuevo”, expresó preocupado Luis.

El temor del inmigrante ecuatoriano es compartido por el mismo Alcalde quien ante la escalada de los casos calcula que las próximas horas serán claves para determinar que otras decisiones drásticas se deberán tomar para evitar a toda costa una ‘segunda ola’ de casos de COVID-19.

“Estamos viendo un crecimiento de casos, aunque todavía hay oportunidad de cambiar esto antes de que vuelva a tener un mayor impacto en nuestra vida diaria. Y aquí es donde todos y cada uno de nosotros tenemos un papel que desempeñar. Eso pasa por cuidarnos y hacernos la prueba“, manifestó De Blasio.

Entre tanto, Rodrigo Calzadilla, un cocinero colombiano de un restaurante en el Upper West Side de Manhattan, cuestionó que en todas las medidas ante la pandemia siempre este sector “termina pagando todos los platos rotos”.

Yo no soy científico. Soy cocinero. Pero siempre nos restringen a nosotros y observas cómo las escuelas y las universidades siguen abiertas. Creo que allí hay más riesgo de propagación. En que afecta el virus una hora más o una hora menos. ¿Acaso es más contagioso en la madrugada? Yo no creo que muchos restaurantes lleguen a Navidad, sin turistas, con tantas limitaciones”, opinó Rodrigo.

Semanas clave

La medida de ‘toque de queda’ a bares y restaurantes impuesta por el gobernador Andrew Cuomo surge cuando se confirma un número récord de casos y hospitalizaciones en todo el país, especialmente en el área triestatal.

“Si bien a Nueva York le está yendo mejor que a cualquier estado del país. No somos inmunes a la tendencia nacional. Todo va a depender si nos mantenemos inteligentes durante el Día de Acción de Gracias, hasta la Navidad, hasta Hanukkah. Sé que ha pasado mucho tiempo. Estas próximas semanas van a ser clave y realmente necesitamos que la gente se ponga el cinturón para defenderse de la marea “, precisó Cuomo.

Así mismo De Blasio recordó a los neoyorquinos que cuentan con recursos gratuitos para atender sus necesidades médicas y realizarse pruebas de descarte de COVID-19 de una manera sencilla, en un momento de “gran optimismo” porque la vacuna “está en la vuelta de la esquina”.

“Vivimos momentos muy terribles en la primavera, pero a pesar de los desafíos, ahora a finales de este año tenemos muchos más recursos para enfrentar esta pandemia. Quiero recordar a nuestras familias que la línea telefónica 212-COVID19 abre muchas puertas”, recordó el mandatario municipal.

La Ciudad te ayuda con la cuarentena

Amanda Johnson, directora del Programa ‘Take Care’ de la Ciudad de Nueva York que ofrece facilidades de hoteles a personas contagiadas con coronavirus que buscan alternativas para cumplir con su aislamiento, reiteró que en estas circunstancias es muy valioso que todos conozcan las herramientas  disponibles.

“Sabemos que la transmisión doméstica es una preocupación importante para los neoyorquinos. Muchos de nosotros vivimos con compañeros de cuarto y no es raro tener hogares donde tienes hijos, padres y nietos, todos durmiendo bajo el mismo techo”, indicó la funcionaria.

Datos emergentes de los Centros de Control de Enfermedades Infecciosas (CDC) muestran que en los hogares donde una persona ha dado positivo por COVID-19, el 53% de esas unidades familiares pasa a tener una segunda persona con resultado positivo. Y esa transmisión ocurre muy temprano.

“El tiempo realmente es esencial aquí, queremos recordar que el programa Take Care está aquí para ayudarlo a hacer las cosas que mantendrán seguros a los miembros de su familia. ¿Entonces que puedes hacer? Quiero dejar claro que no tiene que quedarse en su hogar, lo que representa un riesgo indebido para las personas con las que vive”, concluyó.

Detalle de las nuevas reglas:

  • Las nuevas reglas estatales incluyen que los bares y restaurantes cierren a las 10:00 p.m. cada noche, aunque la comida para llevar y la entrega son permitidas hasta más tarde.
  • Los gimnasios también deben cerrar también a las 10:00 p.m.
  • Las reuniones de todo tipo están limitadas a un máximo de 10 personas.
  • Todas las reglas entrarán en vigencia este viernes a las 10:00 p.m.
  • La Ciudad trabajará para hacer cumplir estas nuevas reglas a través de los alguaciles y oficiales del Departamento de Policía de la
  • Ciudad de Nueva York (NYPD)
  • COVID-19 sigue trepando 

    • 4.86% es la tasa de infección en las ‘zonas calientes’ de Brooklyn y Queens.
    • 2.53% es el promedio de positividad del estado de Nueva York en un periodo móvil de 7 días.
    • 29 muertes por complicaciones asociadas al COVID-19 en el estado de Nueva York este miércoles.
    • 100 pacientes hospitalizados por coronavirus en la Gran Manzana, el umbral de alarma de infectados recluidos es 200.
    • 1,677 hospitalizados en todo el estado.
    • 26,055 muertes contabilizadas a causa del coronavirus desde que se iniciaron los contagios en Nueva York.
    • 19,429 de esos decesos confirmados en los cinco condados de NYC.