¿Qué tan malo es comer picante durante el embarazo?

Lo que sí y lo que no sucede cuando comes picante durante el embarazo

¿Qué tan malo es comer picante durante el embarazo?
La comida picante puede ser del gusto del bebé en un futuro,
Foto: Dayvison de Oliveira Silva / Pexels

En el embarazo, las hormonas pueden hacer pasar todo tipo de antojos. Cuando hay un gusto por la comida picante, te puedes preguntar si comer mucho chile es seguro durante el embarazo.

¿La comida picante afectará negativamente al bebé?

Puedes estar tranquila y seguir disfrutando a gusto de tus enchiladas, botanas o fruta con chile en polvo. Comer alimentos picantes durante el embarazo es 100 por ciento seguro para el bebé, asegura en Heatlline la especialista en nutrición Jillian Kubala.

Harás que le guste el picante

Lo que puedes estar haciendo es que tu bebé en un futuro tenga un gran gusto por la comida picante. Ya que estás influyendo en las papilas gustativas del bebé, pero esto no es una cuestión negativa para su salud.

Falsos mitos

embarazo
Foto: Kamille Sampaio/Pexels

Que el bebé nacerá con mucho pelo o que puede quedar ciego al nacer si comes demasiado picante es completamente falso.

“Debido a las hormonas del embarazo y el empuje del útero a medida que aumenta pueden causar reflujo, las comidas picantes pueden ser menos toleradas, pero no cegarán a su bebé“, asegura la Dra. Kirtly Parker Jones, obstetra y ginecóloga, en la página de salud de la Universidad de Utah.

Tampoco se ha comprobado científicamente que ayude a inducir el parto.

¿Qué efectos puede tener la comida picante en la embarazada?

Durante el primer trimestre, es poco probable que la comida picante te cause algún problema, aunque en algunas mujeres puede empeorar las náuseas matutinas.

A partir del segundo trimestre como explicaba la doctora Parker, el útero en crecimiento empuja los ácidos del estómago hacia el esófago. Puede aumentar la sensibilidad a ciertos alimentos, como a los alimentos picantes, las bebidas carbonatadas y otros alimentos comunes; y tener síntomas de indigestión o reflujo gastroesofágico.

Recomendaciones

Si no estás acostumbrada a comer picante y con el embarazo vienen los antojos, procura no comer alimentos con chile en grandes cantidades. Comienza de a poco para ir aumentando tu tolerancia  y mantente bien hidratada.

No hay razón para evitar amor o antojo por comer alimentos con chile durante el embarazo. El chile no es peligroso para la madre ni para el bebé. Además obtienes los beneficios antioxidantes y compuestos protectores para la salud que abundan en este fruto.

Te puede interesar: