Qué personas tienen más riesgo de sufrir una intoxicación alimentaria

Pueden infectar al feto; causar en el bebé discapacidad intelectual y ceguera

Qué personas tienen más riesgo de sufrir una intoxicación alimentaria
Las carnes procesadas aumentan el riesgo de cáncer, diabetes y enfermedad cardíaca.
Foto: skeeze / Pixabay

Hay personas que tienen más posibilidades de sufrir una intoxicación alimentaria o que su enfermedad sea más grave. La intoxicación alimentaria es una enfermedad transmitida por los alimentos que están contaminados con bacterias, virus, parásitos, toxinas u otras sustancias.

Los alimentos crudos de origen animal son los que tienen más probabilidades de estar contaminados, específicamente carnes y aves crudas o poco cocidas, huevos crudos o ligeramente cocidos, leche no pasteurizada (cruda) y mariscos crudos. Las frutas y verduras también pueden contaminarse.

Muchos gérmenes diferentes que pueden contaminar los alimentos te podrían enfermar. Entre los gérmenes más comunes se encuentran la Salmonella, Norovirus, Clostridium perfringens, Campylobacter, Staphylococcus aureus (estafilococo), E. coli,  Listeria y Cryptosporidium.

De acuerdo a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), las personas en riesgo de sufrir una intoxicación alimentaria son:

Personas con sistemas inmunológicos debilitados

Foto: Shutterstock

Las personas con sistemas inmunológicos debilitados no pueden combatir los gérmenes y las enfermedades con tanta eficacia. Esto incluye a personas que reciben quimioterapia o radioterapia; con trasplante de órganos; diabetes; enfermedad hepática o renal; alcoholismo; VIH/SIDA; y enfermedades autoinmunes.

Quienes tienen su sistema inmunológicos debilitado tienen más probabilidades de padecer una enfermedad más prolongada, ser hospitalizadas o incluso morir en caso de sufrir una enfermedad transmitida por los alimentos.

Niños menores de 5 años

Niño enfermo
Foto: Shutterstock

Los niños pequeños tienen un sistema inmunológico en desarrollo, por lo que la capacidad de su cuerpo para combatir los gérmenes y las enfermedades no es tan fuerte.

Además, los niños producen menos ácido estomacal, que mata las bacterias dañinas, por lo que se enferman con más facilidad.

Los CDC advierten que los niños menores de 5 años tienen tres veces más probabilidades de ser hospitalizados si contraen una infección por Salmonella.

La insuficiencia renal afecta a 1 de cada 7 niños menores de 5 años a los que se les diagnostica la infección por E. coli.

Adultos desde 65 años

Foto: EFE

A medida que las personas envejecen, su sistema inmunológico y sus órganos no reconocen ni eliminan los gérmenes dañinos tan bien como antes.

Es posible que el hígado y los riñones ya no puedan expulsar adecuadamente las toxinas y las bacterias extrañas del cuerpo. También el estómago puede ya no producir suficiente ácido para acabar con bacterias dañinas.

Casi la mitad de las personas de 65 años o más que tienen una enfermedad transmitida por alimentos confirmada en laboratorio por Salmonella, Campylobacter, Listeria o  E. coli son hospitalizadas.

Mujeres embarazadas

Embarazo
Foto: Daniel Reche/Pexels

Mujeres embarazadas toenen más probabilidades que otras personas de enfermarse a causa de ciertos gérmenes. Estas enfermedades pueden ser peores e incluso provocar abortos espontáneos o partos prematuros.

Ciertas enfermedades transmitidas por los alimentos, como Listeria y Toxoplasma gondii, pueden infectar al feto incluso si la madre no se siente enferma.

En los bebés, T. gondii puede causar pérdida de audición, discapacidad intelectual y ceguera, según publica la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA). Algunos niños pueden desarrollar problemas cerebrales u oculares años después del nacimiento.

Las embarazadas tienen 10 veces más probabilidades de contraer una infección por Listeria.

Pasos básicos de seguridad alimentaria

Cualquier persona puede enfermarse al comer alimentos contaminados. Sigue siempre estos cuatro pasos para la seguridad de los alimentos.

  1. Limpiar: lávate las manos y limpia las superficies con frecuencia.
  2. Separar: separa la carne de res y de aves de corral cruda de los alimentos listos para comer.
  3. Cocinar: cocina los alimentos a la temperatura adecuada.
  4. Refrigerar: refrigera de inmediato la carne de res y de aves de corral cruda además de las sobras cocidas (dentro de las 2 horas).

Te puede interesar: