¿Son tóxicos los anacardos?

Pocos saben que comer anacardos en su forma cruda y natural puede ser peligroso

¿Son tóxicos los anacardos?
Foto: Engin Akyurt / Pexels

Los anacardos son un una semilla, aunque comúnmente se les conoce como nueces de árbol. Tienen una consistencia suave, sabor dulce, son nutritivos ofrecen algunos beneficios a la salud y también pueden ser tóxicos.

Estas semillas con forma de riñón son nativas Brasil. Son muy versátiles, se venden crudos o tostados, salados o sin sal. Los anacardos se han convertido en una nuez recurrente para alternativas a la leche, queso, purés, salsas, mantequilla y crema para agregar a distintos platillos y postres como los helados.

Los anacardos son bajos en azúcar y ricos en fibra, aportan grasas saludables para el corazón y proteínas vegetales (5 gramos por cada onza de semillas).

¿Por qué pueden ser peligrosos los anacardos?

Anacardos crecen al lado de un fruto. Foto: Magali Guimarães/Pexels

Los anacardos contienen una peligrosa toxina llamada urushiol. Puede parecer una semilla cruda y natural, pero en su forma recién recolectada, en realidad es tóxica, señala WebMD.

Si manipulas o consumes anacardos en su forma cruda, podrías tener una reacción similar a la que causa la hiedra venenosa, dermatitis de contacto.

Los anacardos crecen dentro de cáscaras grises en los extremos de frutas rojas o amarillas de los árboles de anacardo. Los anacardos están listos para consecharse cuando los frutos de anacardo comienzan a caer del árbol.

Después de haber sido cosechados, los anacardos son tostados para así eliminar los residuos de aceite tóxico. Por ello los anacardos no se venden en las tiendas con sus cáscaras aún intactas.

Incluso los que se venden “crudos” se han descascarado, tostado o expuestos al calor. Crudo indica que no se les ha añadido nada más, como sal o aromatizantes.

¿Qué es el urushiol y qué puede causar?

El urushiol es una sustancia, un aceite que se encuentra en todos los miembros de la familia de árboles Anacardiaceae, que incluye anacardos, mango, hiedra venenosa, roble venenoso, zumaque, pimientos peruanos y pistachos.

Healthline señala que el urushiol está en todas las partes de la planta, incluidas las raíces, el tallo y las hojas, también tiende a asentarse entre la cáscara de anacardo y el interior de la nuez.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) exlican que cuando el aceite entra en contacto con la piel, se produce una reacción alérgica, conocida como dermatitis de contacto, como una erupción roja que pica con bultos o ampollas.

Basta exponerse a 50 microgramos de urushiol, que sería menos de un grano de sal de mesa para que entre el 80 y 90 por ciento de los adultos desarrollen sarpullido.

El sarpullido puede llegar a impedir el trabajo de una persona. Quemar estas plantas puede ser muy peligroso porque los alérgenos pueden inhalarse y causar irritación pulmonar.

Te puede interesar: