El abuso sexual y la demanda millonaria que dañaron irremediablemente la carrera de Brendan Fraser

Quien en algún momento fue uno de los galanes más atractivos de Hollywood, cumple hoy 52 años

Brendan Fraser.
Brendan Fraser.
Foto: Alberto E. Rodriguez/Getty Images / Getty Images

Todos recuerdan a Brendan Fraser como uno de los galanes más famosos de la década de los 90.

El actor que hoy cumple 52 años, llegó al éxito cuando realizó la trilogía de películas de “La Momia”, además de cintas como “George de la Selva”, donde presumía de un gran físico, y “Viaje al Centro de la Tierra”, una de sus últimas cintas.

El nacido en Indiana también tuvo popularidad gracias a su aparición en la película del año 2000, “Al Diablo con el Diablo”, donde compartió cámara con la guapa Elizabeth Hurley.

En los últimos años, Brendan Fraser comenzó a ganar peso considerablemente, al grado de verse en total diferencia a aquellos años cuando estuvo en “La Momia”.

Y es que hubo varias situaciones que lo llevaron a engordar. El primero, su carrera. Al igual que Tom Cruise, a Brendan le gustaba hacer sus escenas de peligro, por lo cual tuvo lesiones en la columna, costillas rotas, traumatismo en la rodilla y problemas para hablar, pues tuvo una afectación en sus cuerdas vocales.

El segundo golpe grave para su vida fue al divorciarse de su esposa Afton Smith, después de nueve años de matrimonio. La situación acabó en los juzgados, pues Brendan tuvo que dar de manutención más de 70 mil dólares mensuales.

Sin embargo, lo que más afectó al actor que hoy cumple 52 años, fue un caso de abuso sexual que vivió en 2003. El expresidente de la Asociación de Prensa Extranjera de Hollywood, Philip Berk, fue quien trató de violarlo, pero Fraser alcanzó a huir de inmediato.

Visiblemente subido de peso, esto parece quedar a un lado, pues Brendan Fraser está tratando de retomar su camino, ya que ha estado en varias series de televisión como “The Affair”, “Trust”, “Doom Patrol”, entre otras.

Asimismo, podría llegar a la pantalla grande en 2021 de la mano de Steven Soderbergh, en una película llamada “No Sudden Move” junto a Matt Damon, Jon Hamm, Benicio del Toro, entre otros grandes actores.