Qué alimentos llevan carne procesada y por qué es lo peor que puedes comer

50 g de carne procesada que se consume al día aumenta el riesgo de cáncer y otras enfermedades crónicas

Qué alimentos llevan carne procesada y por qué es lo peor que puedes comer
Las carnes procesadas aumentan el riesgo de cáncer, diabetes y enfermedad cardíaca.
Foto: skeeze / Pixabay

La carne procesada contiene sustancias poco saludables y la Organización Mundial de la Salud la ha considerado como cancerígena. Veremos qué son las carnes procesadas y por qué no son buenas para ti.

Los alimentos procesados ​​se alteran para hacerlos más convenientes en su almacenamiento y sabrosos para los consumidores. Se procesan químicamente además de procesarse mecánicamente.

¿Qué es la carne procesada?

La carne procesada es aquella que ha sido transformada a través de la salazón, el curado, la fermentación, el ahumado, u otros procesos para mejorar su sabor o su conservación. La OMS señala que la mayoría de las carnes procesadas contienen carne de cerdo o carne de res, pero también pueden contener otras carnes rojas, aves, menudencias o subproductos cárnicos, como la sangre.

Ejemplos de alimentos que tienen carne procesada

Salchichas, salami, mortadela, peperoni, jamón, tocino curado, carne en conserva (corned beef), cecina o carne seca, carne en lata y salsas a base de carne.

1. Aumento de riesgo de cáncer colorrectal

La OMS expuso en 2015 que la carne procesada se clasificó como carcinógena para los humanos. Esta clasificación está basada en evidencia suficiente a partir de estudios epidemiológicos que muestran que el consumo de carne procesada provoca cáncer colorrectal.

Los expertos concluyeron que cada porción de 50 gramos de carne procesada que se consume al día aumenta el riesgo de cáncer colorrectal en un 18%. “Este riesgo aumenta con la cantidad de carne consumida”, se lee en el comunicado.

2. Aumento de presión arterial

Las carnes procesadas tienen un alto contenido en sodio. Las carnes procesadas contienen en promedio, 4 veces más sodio y 50% más de conservantes de nitrato que la carne sin procesar de acuerdo a investigadores de Harvard. El sodio contribuye a la hipertensión arterial y aumenta el riesgo de cardiopatía y accidente cerebrovascular.

3. Aumentas riesgo de enfermedad cardíaca y diabetes

Investigadores del Departamento de Epidemiología de la Escuela de Salud Pública de Harvard (HSPH) encontraron que una porción diaria de 50 gramos (1.8 oz) de carne procesada (aproximadamente 1-2 rebanadas de fiambres o 1 perrito caliente) se asoció con un 42% más de riesgo de desarrollar una enfermedad cardíaca y un 19% de riesgo de desarrollar diabetes.

Algunos componentes no saludables que puedes encontrar en las carnes procesadas:

Alto contenido de cloruro de sodio (sal), nitrato de sodio y aminas heterocíclicas.

El procesamiento de la carne, como el curado (mediante la adición de nitratos o nitritos) o el ahumado, puede conducir a la formación de sustancias potencialmente cancerígenas como los compuestos N-nitrosos y los hidrocarburos aromáticos policíclicos.

De acuerdo a Mayo Clinic, se cree que el nitrato de sodio puede dañar los vasos sanguíneos, y hacer que las arterias tengan más probabilidades de endurecerse y estrecharse, lo cual provoca una enfermedad cardíaca.

La carne procesada es la principal fuente dietética de nitrosaminas. Estas sustancias se forman principalmente cuando los productos cárnicos procesados ​​se exponen a altas temperaturas (como freír o asar). De acuerdo a Healthline, los estudios sugieren que estos compuestos pueden aumentar el riesgo de cáncer de estómago e intestino.

Si decides reducir del consumo de carnes procesadas puedes disminuir el riesgo de sufrir ataques cardíacos, diabetes y cáncer.

Te puede interesar: