Mitch McConnell tampoco quedó bien parado con llamado de Trump para cheque de $2,000 dólares

La movida a último minuto de Trump tiene incómodos a algunos partidarios de su Administración

 El tema del cheque de estímulo separa al presidente Donald Trump y al principal líder de los republicanos en el Congreso, Mitch McConnell.
El tema del cheque de estímulo separa al presidente Donald Trump y al principal líder de los republicanos en el Congreso, Mitch McConnell.
Foto: Michael Reynolds / EFE

El portavoz de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, es otro de los que ha salido trasquilado con el emplazamiento del presidente saliente Donald Trump para cheques de estímulo mínimos de $2,000 en lugar de $600.

McConnell, el líder más influyente de los republicanos en ese cuerpo legislativo, era hasta la semana pasada uno de los principales obstaculizadores de nuevos pagos directos para los estadounidenses afectados por la pandemia.

Por meses, el senador insistió en un proyecto de $500,000 millones sin cheques de estímulo.

Antes de las elecciones, cuando Trump dijo estar dispuesto a aprobar un paquete de un monto de $1.8 billones, ya las divisiones entre ambos líderes eran evidentes. McConnell no bajaba sus expectativas por un paquete mayor a los $500,000 millones y sin transferencias de dinero a través de una segunda ronda de pagos.

Pero ahora la movida del presidente saliente representa un nuevo dolor de cabeza y más presión para el senador, quien finalmente cedió al nuevo paquete económico con cheques de estímulo de $600 más ayudas de $300 semanales por desempleo a poco para la Navidad.

¿Impacto en segunda vuelta en Georgia?

No solo el emplazamiento de Trump pone entre la espada y la pared a McConnell, también a los candidatos a la reelección al Senado por Georgia, que se medirán en una segunda vuelta el 5 de enero frente a sus rivales demócratas para ver qué delegación acapara ese cuerpo legislativo. Tanto Kelly Loeffler y David Perdue favorecen transferencias menores de dinero a estadounidenses como parte de una segunda ronda.

Al momento, McConnell no se ha expresado sobre el video compartido por Trump en Twitter este martes en el que cataloga de “ridículamente bajos” los pagos aprobados bajo el nuevo plan de rescate económico.

Demócratas dispuestos a aprobar enmienda para cheques de $2,000…¿y el Senado?

Sin embargo, ya líderes demócratas emplazaron a McConnell para que actúe acorde con el pedido de su superior Trump.

Los demócratas abrieron la puerta a la aprobación de una enmienda esta semana para aumentar el monto mínimo por cheque de estímulo a $2,000. Pero aún cuando la mayoría en la Cámara le dé paso al cambio, es requerido que los senadores también avalen el aumento para que sea aprobado antes de que reciba la firma del presidente.

McConnell no es el único partidario de la Administración Trump afectado en términos de opinión pública por el llamado del presidente, quien se niega a firmar la legislación de estímulo aprobada en ambos organismos legislativos hasta que se incluyan los cambios requeridos.

El secretario del Departamento del Tesoro, Steven Mnuchin, tampoco quedó bien parado con la oferta pública del magnate. Básicamente, Mnuchin quedó invalidado para negociar en nombre de la Administración actual ya que la oferta inicial de los $600 de la Casa Blanca fue lanzada públicamente por él. Aunque supuestamente, Mnuchin se expresa en nombre de la Casa Blanca y su inquilino; ayer, el presidente pareció boicotear los esfuerzos del funcionario cuando impulsó la cifra de los $2,000. Al momento, el jefe del Tesoro no se ha manifestado sobre la reciente propuesta de Trump.