Cómo el ajo puede ayudarte a bajar de peso durante el invierno

Pequeño pero poderoso, el ajo es un alimento-medicina de inigualable potencial terapéutico. También se ha posiconado como un magnífico aliado para bajar de peso

El ajo se asocia con grandes beneficios para acelerar el metabolismo, suprimir el apetito y quemar grasa corporal, el combo perfecto para bajar de peso y aumentar la inmunidad.
El ajo se asocia con grandes beneficios para acelerar el metabolismo, suprimir el apetito y quemar grasa corporal, el combo perfecto para bajar de peso y aumentar la inmunidad.
Foto: Imagen de Matthias Böckel en Pixabay / Pixabay

El ajo no sólo es uno de los condimentos más icónicos en la gastronomía de numerosas culturas en todo el mundo, se trata de un tesoro medicinal que se asocia con inigualables propiedades terapéuticas que llevan la salud a otro nivel. Primo de la cebolla y hermano de la echalota, el ajo es un ingrediente pequeño pero sumamente poderoso, sobre todo en todo lo relacionado con la pérdida de peso. 

Se afirma que el ajo es un alimento -medicina que gracias a su única composición desde la antugüedad se asocia con extraordinarios beneficios para la salud, entre los que sobre salen sus bondades para regular los altos niveles de colesterol, favorecer al sistema inmunitario, reducir la presión sanguínea, prevenir gripes e inclusive es uno de los mejores tratamientos naturales contra el asma. 

En los últimos meses han salido a la luz con más fuerza que nunca todo tipo de recomendaciones nutricionales, inspiradas en lograr un mejor estado de salud y perder peso. Si bien lograr resultados buenos y a largo plazo involucra el equilibrio en diversos factores, existen excepcionales aliados  naturales que facilitan el camino y que se asocian directamente con sus beneficios para acelerar el proceso de pérdida de peso. Y claro, el ajo se encuentra en la lista de los alimentos más recomendados y a continuación te diremos porqué.

¿Cómo beneficia el consumo de ajo la pérdida de peso?

Es cierto que el ajo se asocia con numerosos beneficios para la salud, no en vano científicos de todo el mundo se han dedicado a estudiarlo. Tal es el caso de la información liberada por el Instituto Nacional del Cáncer, en el cual se confirman las propiedades anticangerígenas del ajo. También se cuenta con un estudio muy reciente publicado en 2020 por US National Library of Medicine, y el en cual se avalan las cualidades medicinales del ajo. En dicha investigación se habla sobre el ajo y sus metabolitos secundarios, que han mostrado tener excelentes efectos en la promoción de la salud y prevención de enfermedades como los trastornos cardiovasculares y metabólicos, la presión arterial y la diabetes, todo gracias a sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y lipídicas.

Es cierto que para algunas personas el ajo puede resultar demasiado intenso y es que resulta muy difícil librarse de su olor tan característico y persistente. Se cree que la mejor manera de aprovechar todas sus bondades es consumirlo crudo, ya que se cuenta con algunas referencias que señalan que someterlo a temperaturas mayores a los 45 ºC hace que sus beneficios desaparezcan como por arte de magia. 

La lista de beneficios adelgazantes del ajo:

  • El ajo aumenta el niveles de energía y con ello ayuda a quemar más calorías. A la vez es considerado un supresor del apetito, de tal modo que aporta saciedad y evita que comamos en exceso, por ende beneficia la pérdida de peso. 
  • Según un estudio publicado por Journal of Nutrition, el ajo puede estimular el proceso de quema de grasa. La evidencia ha demostrado que el ajo, o más específicamente sus compuestos que contienen azufre, pueden ayudar a las personas a perder peso. Se ha demostrado que uno de los principales compuestos que contienen azufre en el ajo crudo, la alicina, previene potencialmente la obesidad y los trastornos metabólicos asociados al activar el tejido adiposo marrón.
  • El ajo es un gran agente desintoxicante. Ayuda a eliminar las toxinas que pueden ser un obstáculo para el buen funcionamiento del sistema digestivo, intestinal y derivado de ello el organismo de satura de elementos nocivos que impiden la pérdida de peso.
  • Otra de las grandes cualidades del ajo para perder peso se encuentra en su magnífico poder antiinflamatorio, que beneficia la eliminación de líquidos retenidos y se asocia con grandes efectos para combatir la obesidad, considerada una de las enfermedades crónicas más peligrosas y recurrentes en la sociedad actual.

¿Cómo consumir ajo en invierno para perder peso?

Durante el frío invierno somos más propensos a subir de peso, en principio porque solemos consumir alimentos más calóricos y también la actividad física disminuye. La buena noticia es que integrar el consumo de ajo en la dieta diaria puede ser una grandiosa herramienta, ya que no solo es un agente adelgazante; fortalece al sistema inmunológico. 

Se recomienda consumir agua tibia disuelta con un ajo crudo machacado a primera hora de la mañana. Si te resulta muy violento una buena alternativa es agregar jugo de limón, que contrarresta el fuerte sabor y olor del ajo y también es considerado un alimento altamente medicinal. El jugo de limón es un estimulante de la pérdida de peso y también es considerado uno de los mejores ingredientes para mejorar la digestión, depurar al organismo, quemar grasa y acelerar el metabolismo. Lo mejor de todo es que su poder antioxidante y alto contenido en vitamina C, te mantendrán alejado de las típicas gripes de invierno.